Ámsterdam: en casa de Odette

Es el momento de continuar nuestro Viaje de Estilo por los Países Bajos. Llegamos a la ciudad de Ámsterdam donde la directora de Estilo de Westwing Holanda, Odette Simons, nos recibe en su casa. Construida en los años 20, Odette confiesa que fue un amor a primera vista.

Ámsterdam_1
Construida en el Ámsterdam de los años 20, la casa de la Directora de Estilo de Westwing Holanda goza de unas espectaculares vistas al mar desde su terraza.

Todo un flechazo

Fue literalmente un flechazo lo que sentí al entrar en la casa por primera vez. No me gustó el interior de los anteriores dueños, pero supe que quería convertir esta casa en mi hogar. Quería darle a esta casa lo que necesitaba. Hicimos cambios drásticos y cambiamos el suelo. Tiramos muchas paredes en la planta de arriba para crear una gigante sala de estar con mucha luz. Desde la planta de arriba puedes entrar en la terraza, de esta manera nadie tiene que ir a través de la habitación para ver las vistas del mar y el faro.

Ámsterdam_2
La pieza central de esta casa es una silla de Artifort, que originalmente era lila y Odette hizo tapizar en verde.

Blanco y luminoso

Todo el mundo que entra en nuestra casa se asombra por la cantidad de luz y lo grande que es la sala de estar. Se encuentra situada en el piso de arriba, lo que siempre resulta una sorpresa para los invitados. He estado muy ocupada decorando la casa, pero mi novio me vigilaba de cerca. Hacía un mood board constantemente justificando mis elecciones.  Él se preguntaba si la casa sería lo suficientemente acogedora con tanto blanco y gris, pero he sido capaz de ahuyentar su miedo. Mucha gente nos dice lo cómoda que es. Hay mucha luz natural, lo que crea una bella incidencia de la luz sobre todos los tonos neutros. ¡También adoro los techos tan altos!

Ámsterdam_3
Los tonos neutros que Odette ha escogido para el interior de su casa son perfectos para resaltar la gran cantidad de luz de natural que posee.

Mamá tiene estilo

Mi casa tiene un estilo limpio, de mitad de siglo, con algunos muebles de diseño, pero aun así es muy habitable. Mi madre tenía el mismo tipo de interior, por lo que me enamoré desde temprana edad. Es una coincidencia que este estilo esté hoy en día de moda. Hace quince años, cuando empecé a vivir sola, compré cuatro sillas BKF (conocidas también como butterfly) de Arne Jacobs. Cuando era pequeña me sentaba en ellas en casa de mi madre. Me he quedado con muchas cosas con el paso de los años. Soy una persona que toma su tiempo en buscar qué es lo que quiero realmente. Es por eso que la base de mi piso no cambiará. Mi sofá y mesa son ítems que busqué durante mucho tiempo. No los cambiaré precipitadamente, pero sí me gusta ir rotando los accesorios.

Ámsterdam_4
Esta vivienda de Ámsterdam destaca por su estilo limpio, de mitad de siglo, con algunos muebles de diseño.

In the mix

Todo en el interior de la vivienda es una mezcla de cosas antiguas y nuevas; diría que tengo un estilo ecléctico. Me gustan los materiales osados como el acero, el cristal y la madera. Muchos de los muebles me llevan a un viaje por la memoria, es por eso que los guardo. Como la caja que está situada en la cocina: la tengo por mi madrastra. La trajo consigo cuando se mudó de Indonesia a los Países Bajos. O como mi gabinete, que también era suyo y tiene casi cien años. La pieza central en esta casa es una silla verde de Artifort. Originalmente era lila, pero cuando me mudé a esta casa escogí cambiarla a verde e hice tapizarla con tela Artifort auténtica. No quería que el diseño interior de la casa fuera demasiado femenino. La silla se ve preciosa al lado de la mesa que mi madre me consiguió en un mercadillo de segunda mano. My silla Ahrend también es muy importante para mí, me la compré con el dinero que mi abuela me dio.

Ámsterdam_5
“Considero importante que no todo lo que hay en la casa tenga el mismo estilo”, reconoce Odette.

Luz verde

Tengo una debilidad por el color verde y las luces. En mi casa tengo una lámpara blanca colgando en cada habitación, pero todas las demás se me han fundido. Tengo una lámpara que está hecha con un libro. Mucha gente piensa que es fea, pero me encanta. Y también es verde, ¿hace falta que diga más?

Me gusta poner ítems estrafalarios o divertidos sobre muebles de diseño. Algunas cosas son bonitas porque son feas. Tengo una consola donde exhibo todo tipo de cosas. Por ejemplo, un gato de plata que mi madre me dio. Nunca me desprendería de él. Tu interiorismo debería hacerte feliz.

Ámsterdam_6
A Odettele gusta poner objetos divertidos sobre muebles de diseño. Según la Directora de Estilo de Westwing Holanda, “algunas cosas resultan bonitas porque son feas”.

Piezas con historia

Considero importante que no todo lo que hay en la casa tenga el mismo estilo. Tengo una base serena que combino con el verde, el azul y otros colores vivos. Se pueden ver en accesorios como cojines estampados o pilas de libros de cuando era adolescente. O en piezas como una lámpara extraordinaria o un gran jarrón. Mezclar lo grande con lo pequeño es importante. Darle a tu casa un estilo así es básico, y no seguir al pie de la letra las tendencias. Antes de comprar algo siempre me pregunto a mí misma si dentro de un par de meses aún me gustará. Las cosas que cuentan una historia son la base de mi interior.

Ámsterdam_7
En plena ciudad de Ámsterdam, Odette puede presumir de tener un baño de estilo árabe en su casa.

Baño árabe en la ciudad

Desde hace años he soñado con tener mi propia bañera; nunca había tenido una antes. Es por eso que quería tener un lugar prominente en el lavabo. Está delante de una pared separada para realzarla.  Al principio no había azulejos en la pared del baño, pero hace poco que he cambiado eso. Ahora tiene azulejos marroquíes hechos a mano con matices perlados. La pared tiene muchos relieves como algunas manchas o burbujas de aire; quería que fuera así, no demasiado perfecto. Mi lavabo da la sensación de ser un baño árabe en la ciudad. Hay suficiente espacio como para empezar el día y acabarlo de manera relajada. Estoy a menudo en la bañera con un té, muchas velas y una buena lectura.

Ámsterdam_8
Uno de los deseos de Odette cuando se mudó a esta casa de Ámsterdam fue que el sofá tuviera mucho espacio alrededor de él.

Toma asiento

Hay un par de sitios en mi casa en los que realmente me gusta sentarme. La gran parte del tiempo estoy en mi verde silla Artifort. Cuando miro la tele tiendo a balancearla e ir rotando la silla. Pero también disfruto sentándome en medio de nuestra gran mesa del comedor. Es un buen lugar donde sentarse y desde que hemos empezado a vivir aquí también comemos en esta mesa cada noche. Mi sofá está en medio de la habitación y tiene espacio alrededor de él; eso es algo que estaba en mi lista de deseos desde hace tiempo. Puedo mirar afuera desde mi sofá. Cuando estoy en la cocina me subo al fregadero y ojeo fuera. Todos estos sitios me inspiran mucho.

Relax en la azotea

Tenemos una terraza en la azotea desde la cual podemos ver la ciudad. Es muy grande, seis metros por seis metros. Hemos hecho un sofá de seis metros de largo donde podemos estirarnos juntos o con amigos. Incluso puedes escuchar a los pájaros cuando estás arriba y hay brisa marina. No he de ir siempre a la playa para sentir el viento jugando con mi pelo. Casi nadie en esta zona tiene una terraza en la azotea, por lo que me siento libre cuando estoy aquí arriba. También hay otra terraza localizada al lado de mi cocina. Aunque me encanta el color verde, no soy demasiado diestra con la jardinería. He hecho un gabinete con todo tipo de hierbas.  Solo tengo que regarlas un poco. ¡Así de fácil!

Ámsterdam_9
La Directora de Estilo de Westwing Holanda confiesa que lo que convierte su casa en el típico hogar holandés es su gato Jaap.

Típico hogar holandés

Lo que convierte mi casa en el típico hogar holandés es mi gato Jaap, quien me saluda felizmente cada día cuando regreso a casa después del trabajo. Los holandeses son gente con los pies en la tierra, por lo que mi interiorismo, luminoso y fresco, conecta con esa característica. Hay muchos diseñadores jóvenes en nuestro país, algunas veces mi interiorismo también lo demuestra. No soy monárquica, pero ¡adoro mi libro de los sesenta sobre la Reina Beatriz!

Ámsterdam_11
Al igual que su ropa, la casa de Odette respira una atmósfera sencilla y cómoda.

Sentido de estilo

Aparte de trabajar en Westwing, soy estilista de interiores, de moda y publicidad. El estilo de mis diseños de interior y mis outfits también están conectados. Tienen que ser sencillos y cómodos. Normalmente uso zapatillas de deporte, pero también me gusta llevar faldas de tubo con tacones. Mi armario está lleno de ítems que tengo desde hace años, igual que muchos de los muebles de mi casa. En la moda me gusta dar un giro. Nunca lo había pensado pero ¡me visto de la misma manera que estilizo mi casa!

Ámsterdam_13
Muchos de los objetos que decoran esta casa de Ámsterdam explican una historia, la historia de Odette.

Hogar dulce hogar

Lo que convierte mi casa en un hogar son, claro está, mi novio y mi gato. Pero la luz y la calma de casa me relajan fácilmente. Mucha de las cosas que poseo las tengo desde hace años, explican una historia, mi historia. Es por eso que siento que llego a mi hogar cada vez que llego delante de la puerta.

Texto original: Odette Simons, Directora de Estilo de Westwing Holanda.

Nuria Gutiérrez

Offline