De vieja escuela a loft industrial

Visitamos una vieja escuela de Ámsterdam donde el actor Pim Veth y su novia Mjriam Deen han reconvertido dos de sus aulas en un espacioso apartamento de estilo industrial. Lleno de materiales en bruto, paredes de cristal, tesoros vintage y obras de arte.

Estilo_industrial_1

Vieja escuela de siglo XIX

“Siempre quisimos vivir en un lugar único y nos llevó dos años y medio y mucha decisión llegar a esta ubicación. La propiedad era una antigua escuela de chicas en 1880 y se había usado también como estudio. La primera vez que entramos nos quedamos enamorados con la altura de las clases, tan típica de los interiores de estilo industrial. La casa se vendió por partes y nosotros nos quedamos con dos aulas. Nos las arreglamos para conseguir crear un hermoso hogar con la ayuda de varios contratistas y muchos amigos”.

Estilo_industrial_7

Su propio estilo industrial

Para llevar a cabo este enorme proyecto Pim y Mjriam buscaron la ayuda del diseñador de interiores Rik Alkema. “Rik es nuestro héroe. Escuchó cuidadosamente nuestras necesidades y se aseguró de que nuestros sueños se hicieran realidad. Los proyectos de mayor envergadura se llevaron a cabo por un contratista. Eso incluye, entre otras cosas, el bloque y la construcción de acero pesado con el fin de fortalecer los pisos y los techos de nuestro loft de estilo industrial.”

Estilo_industrial_2

Al desnudo

Debido a que los propietarios de este original loft dejaron a la vista estructuras de acero de color burdeos, la casa exuda unos aires de estilo industrial y se parece a los más auténticos lofts neoyorquinos. Una atmósfera que han potenciado eligiendo una paleta de colores vivos y áreas abiertas separadas por cristal a través de las cuales puedes ver desde el sofá hasta el cuarto de baño.

Estilo_industrial_3

Personalidad

“Casi toda la casa se ha decorado y amueblado con piezas que nos han regalado amigos y familiares. Por ejemplo, el sofá y la alfombra fueron un regalo de todos nuestros amigos cuando Pim cumplió los 40. La pequeña mesa de centro redonda de la sala de estar la compré con los primeros ahorros que conseguí cuando dejé de fumar. Se trata del único objeto de la casa que me queda del pasado y siempre me acompaña en todas las mudanzas. También viene conmigo mi armario al completo, repleto de regalos y artículos con valor sentimental, incluido una vieja camiseta de Pim, cosas de su padre y un tablero de ajedrez que nos regaló nuestra buena amiga Elizabeth. Todas estas cosas dan a nuestra casa de estilo industrial un toque muy personal.”

Estilo_industrial_4

La cocina

“Después de la estufa, creo que la cocina es lo mejor de toda la casa. Siempre he deseado tener una cocina mega grande. Cada noche preparo la cena para Mjriam. También me encanta cocinar para amigos. Por esta razón también hemos elegido colocar una enorme mesa de estilo industrial de seis metros. Nos gusta tanto nuestra casa que solemos organizar un evento una vez al mes que llamamos 21chairs (se pueden reservar solo 21 plazas). Se trata de cenas, reuniones, sesiones de fotos… Lo que sea. Así puedo demostrar mis dotes culinarias.”

Estilo_industrial_5

Recuerdos

“De vez en cuando se acercan hasta este edificio de estilo industrial señoras mayores que habían estudiado en la  vieja escuela.  Suelen venir con sus hijas y a menudo Pim y yo les enseñamos nuestra casa para que vean cómo ha cambiado el interior. En el pasillo todavía puedes encontrar colgadas viejas fotografías de las alumnas. Es muy agradable escuchar viejas historias del edificio.”

Estilo_industrial_6

Destino permanente

“Como Mjriam se pone muy nostálgica cada vez que pasa un día fuera de casa, sé muy bien que viviremos en esta casa por mucho tiempo. Somos seres sociales y nos encanta bajar cada viernes al pub más cercano con nuestros amigos.”

Texto original:Tahnee van der Merwe
Traducción y adaptación: Nuria Gutiérrez

Nuria Gutiérrez

Offline