El romántico francés según Artelore

Sillas medallón, muebles sinuosamente contorneados en blancos y cremas o voluptuosos chandeliers. Estas son algunas de las claves que marcan el estilo afrancesado y romántico. Un look que, pese a enmarcarse entre los clásicos de la decoración, goza de una sempiterna atemporalidad. Y es que, tal y como explica Óscar Sésar, socio fundador de la firma Artelore, los muebles de corte afrancesado combinan a la perfección con otros estilos decorativos, perdurando en el tiempo pese a modas y tendencias.

deco_romantico_afrancesado_Artelore_1

Actualmente el estilo afrancesado es pura tendencia, ¿a qué crees que se debe?

Creo que el estilo romántico nunca pasa de moda. Siempre es actual. Su principal atractivo es la posibilidad que brinda de poder combinarse con otros estilos.

En vuestras colecciones encontramos lámparas araña y espejos enmarcados en maderas nobles, ¿con qué tipo de decoración se pueden combinar?

Funcionan muy bien con piezas Luis XV o incluyéndolas en ambientes románticos o barrocos. Aunque son piezas que también casan a la perfección con estilos decorativos más modernos.

También contáis con sillas y cabeceros de rejilla. Piezas que podríamos tildar de clásicas pero que actualmente vuelven a estar de moda, ¿a qué crees que se debe?

Creo que existe una tendencia a volver a lo clásico, a lo natural. Además, éstas son piezas tremendamente versátiles, ya que pueden colocarse en casi cualquier rincón de la casa y  son combinables con un sinfín de estilos.

deco_romantico_afrancesado_Artelore_2

En lo que respecta a colores, utilizáis una paleta tonal neutra: blancos, crudos y madera natural.

Estos colores son atemporales y representan un porcentaje muy importante de nuestras ventas. Sin embargo, también disponemos de una zona de pintura gracias a la que es posible personalizar nuestros muebles del color que el cliente desee.

Solemos ver grandes casas de campo decoradas con románticos muebles de corte afrancesado pero, ¿es posible incluir estas piezas en un piso de 50 m2?

Sí, perfectamente. El problema de estos muebles suelen ser las medidas, pero en nuestro caso el tamaño del mobiliario no es problema puesto que han sido elaborados pensando en las dimensiones de los espacios urbanos actuales.

¿Qué tipo de materiales soléis utilizar para fabricar vuestro mobiliario?

Sobre todo trabajamos con maderas nobles como el roble, el olmo y el fresno. Aunque también utilizamos materiales que actualmente están de moda como el acero inoxidable o el cristal. Desde Artelore creemos que para crear un buen producto el primer paso es realizar una buena selección de materiales.

deco_romantico_afrancesado_Artelore_3

¿Podría decirse que las piezas de vuestras colecciones son atemporales o, por el contrario, siguen las tendencias actuales?

Creo que un poco de ambas cosas ya que disponemos de tres colecciones: una romántica, una rústica y otra más contemporánea. Así, clientes de gustos decorativos dispares pueden tener nuestros productos en sus casas.

¿Cómo es la clientela de Artelore?

Nuestros clientes son profesionales de sector de la decoración: tiendas de muebles, interioristas, arquitectos… Expertos del sector que valoran la calidad y el diseño. Pero además tenemos la suerte de contar con clientes particulares fieles tanto a nuestro estilo como a nuestro servicio.

¿Cómo comienza la historia de Artelore?

Artelore está liderado por un equipo de personas inquietas y emprendedoras que cuentan con una gran experiencia en mercados internacionales. Es un proyecto que comenzaba dos años antes de su fundación en 2007, un período durante el que realizamos multitud de análisis de tendencias y de la competencia para crear una compañía sólida y perdurable en el tiempo.

deco_romantico_afrancesado_Artelore_4

¿Cuál es vuestra principal seña de identidad?

El trabajo, la constancia, la curiosidad, la inquietud y el cliente. Todo esto, sumado a nuestro fantástico equipo, marca la seña de identidad de Artelore. El diseño de nuestros productos, así como la calidad de los mismos, está en constante evolución y nuestro inconformismo nos lleva a estar abiertos a identificar nuevas soluciones y escuchar al cliente más allá de sus palabras.

Estefanía Pérez