Estilo excéntrico a la italiana

La monumental ciudad italiana de Piacenza nos espera. En ella nos reuniremos con Orsola, la joven propietaria de un apartamento de estilo excéntrico en el que conviven arte e historia a partes iguales y que promete no dejarnos indiferentes.

estilo_excéntrico_Westwing_Magazine

Entrada triunfal

Tras largas horas de viaje, un paisaje de ensueño nos saluda a nuestra llegada. Un gran jardín situado en el patio de un edificio monumental del siglo XVII nos da la bienvenida entre estatuas y bancos de piedra. Tras él está nuestro destino, la planta principal del edificio: el apartamento de estilo excéntrico de Orsola.

estilo_excéntrico_Westwing_Magazine

Nada más cruzar el umbral de la puerta de entrada nos sorprende la increíble composición de azulejos policromos que se expande por el suelo del recibidor. Aunque pronto descubriremos que estábamos sólo ante el preludio de lo que nos espera. Y es que el color, los materiales de calidad y los detalles serán el tema principal de nuestra visita. “El suelo de la entrada pretende recrear la magia que se esconde en el fondo de un cuadro” aseguran Alberto y Carlo Scognamiglio Solenghi, propietarios del estudio Archiside de Piacenza que fue el encargado de la restauración de esta milenaria vivienda.

estilo_excéntrico_Westwing_Magazine

Pero esta perfecta composición, con un aire un tanto excéntrico, de mármol veneciano con azulejos policromados no sólo ofrece un gran y atractivo impacto visual, sino que además hace que el bajo techo del espacio pase desapercibido. Una solución estratégica ante la falta de altura de parte del recibidor.

Con mucho arte

Amante confesa del arte en todas sus vertientes y restauradora de profesión, Orsola nos confiesa que su pasión por la restauración nació justamente con la rehabilitación de su apartamento. Más concretamente “con el descubrimiento de algunos frescos ocultos en las paredes bajo capas y capas de pintura”, según nos explica.

Precisamente fue la pasión de Orsola por la arquitectura predominante en la Europa central del S.XX y por el arte italiano lo que permitió a Alberto y Carlo desarrollar un trabajo de restauración  capaz de conectar piezas de estilo Art Nouveau de la escuela veneciana de Hoffman con filigranas bizantinas. ¡Una auténtica apuesta por el estilo excéntrico!

Cocina vivida

Fabricada en aluminio, la cocina ha sido diseñada por la firma de Driade y es un verdadero espectáculo para la vista. Un ejemplo de elegancia y vanguardia que es una de las zonas favoritas de Orsola.

“Creo que la cocina es uno de esos lugares que deben ser redescubiertos. Me gusta la idea de vivir este espacio, de pasar tiempo en él con la gente que quiero. Y me encanta que las cosas se muestren imperfectas, que la cocina se muestre vivida con paños de cocina sobre un mantel o utensilios sobre la encimera”, confiesa.

Estilo excéntrico

El corazón de la casa sigue siendo el salón. Un espacio en el que se dan cita arte e historia. “Aquí mi pasión por el arte encuentra su escenario ideal. Antigüedades de varias épocas se mezclan, con un punto excéntrico, con cuadros y pinturas de principios del siglo XX. Una era capaz de ejercer sobre mí un encanto irresistible”, confiesa Orsola.

estilo_excéntrico_Westwing_Magazine

Y es que no sólo el arte ‘convencional’ tiene cabida en esta majestuosa sala de estar. Sobre el sofá de corte barroco luce un enorme lienzo de estilo contemporáneo creado mediante la técnica del collage a base de yeso, periódicos, partituras y carteles.

estilo_excéntrico_Westwing_Magazine

La luz natural es otra de las grandes protagonistas de este rincón. Al estar situado en la planta principal, el apartamento mira hacia el jardín y recibe el sol y los colores de la mañana. La luz del atardecer también se cuela en esta magnífica vivienda a través de su enorme galería.

estilo_excéntrico_Westwing_Magazine

La planta está asimismo diseñada para aprovechar al máximo la luz del sol y hacerla llegar a todos los rincones de la casa. Motivo por el cual la superficie de las puertas ha sido elaborada en metal entrelazado.

Una habitación con vistas

La parte inferior de la galería da acceso a la magnífica habitación de Orsola. Restos de un antiguo fresco compiten con una escultura de bronce del siglo XX por hacerse con el protagonismo de un espacio en el que el estilo excéntrico apuesta por mezclas sobrias pero con personalidad.

Aunque el verdadero rey del dormitorio es el jardín, cuyo verde intenso se cuela por unas cuasi infinitas ventanas. Sin duda, un lugar para soñar con los ojos abiertos.

Texto original: Alessandro Balia
Fotos: Francesco Romeo
Traducción y adaptación: Estefanía Pérez

 

Estefanía Pérez