Glamour dinámico

Entramos en la elegante casa de la periodista Daniela Schwarzer en las afueras de Múnich. Daniela tiene la habilidad de combinar colores alegres y oscuros de forma intuitiva y siempre está haciendo algún cambio en la decoración. ¿Quieres verlo?

Glamour dinámico en Múnich

Bienvenidos al glamour

El vestíbulo nos recibe con el papel de rayas blancas y negras de las paredes, espléndidas hortensias moradas y espejos dorados, accesorios que revelan el insólito gusto de la dueña de la casa.

Glamour dinámico recibidor

El imprescindible de Daniela son las flores frescas: “Compro un ramo grande y hago ramilletes que reparto por las habitaciones usando jarrones pequeños.”

Glamour dinámico piano

Sobre el piano de la entrada destaca una maravillosa colección de mariposas disecadas que tiene desde su época de estudiante. Cuando la luz recae sobre las alas comienza un juego electrizante de colores en distintas tonalidades de azul que llenan de vida y movimiento el recibidor.

Glamour dinámico mariposas
Detalle de la preciosa vitrina con mariposas.
Glamour dinámico

Y es que si hay algo que caracteriza el estilo de Daniela es su vitalidad y dinamismo. “Antes me gustaba cambiar la decoración del recibidor continuamente y cada vez que mi marido se iba de viaje de negocios temía volver y no ser capaz de reconocer su propia casa. Así que para asegurarse de que al regresar entraba en la suya, mandó empapelar las paredes con este inconfundible estampado de rayas blancas y negras.”

Glamour dinámico salón principal

Juego de colores

Desde la entrada pasamos directamente al salón donde predomina el blanco y en el que encontramos piezas muy originales como el mural de espejos de la pared, las relucientes bandejas lacadas en blanco y negro de la mesa de centro o los libros de fotografías apilados sobre un puf de cuero que hace las veces de mesilla. Los cojines de terciopelo verde, morado y gris ponen la nota de color a la habitación.

Westwing-glamour-dinámico-salón-detalles

También hay espacio para los objetos especiales que compra en sus viajes, como la cajita de porcelana con forma de nuez traída de Viena, el sable del salón de Omán o la tortuga turquesa de la entrada recuerdo de una escapada con amigas a Saint-Tropez.

Glamour dinámico comedor

El salón comunica con el comedor que “ahora” está pintado de rosa, recalca Daniela. El color pastel de las paredes realza la obra del artista londinense Alfred Löhr y contrasta a la perfección con las magníficas sillas de cuero gris. “Es fundamental invertir en unas sillas de buena calidad, ya que un modelo barato e incómodo puede arruinar la mejor velada y hacer que termine antes de tiempo”.

Glamour dinámico detalles

La mesa también rebosa color: “Para vestir elijo colores clásicos, como el negro, el blanco y el azul marino, pero en cuanto a decoración de interiores me parece que nunca es suficientemente. Me encantan los colores fuertes y llamativos porque me ponen de buen humor” nos explica mientras coloca una colorida vajilla de porcelana de la firma Dibbern.

Glamour dinámico despacho

Detalles con estilo

El estilo más sobrio del despacho contrasta con el del resto de la casa. Las paredes están empapeladas con el mismo papel de rayas de la entrada que hace que la habitación parezca más alta. Las fotos y los recuerdos rodean el escritorio de Daniela en el que las flores ocupan un lugar destacado mientras aportan frescura y estilo a la habitación.

Gñamour dinámico cuarto infantil

De buen humor

En el cuarto de su hijo Daniela ha creado una mezcla propia y combina el blanco liso con paredes empapeladas en blanco y azul. Antes de salir descubrimos la figura de un indio americano que, situado encima del armario, parece aguardar la llegada de cowboys.

Glamour dinámico dormitorio

Por último pasamos al dormitorio principal que está pintado en negro mate. Según nos cuenta “el pintor me tomó por loca”, no obstante el color oscuro funciona gracias a la gran altura del techo pintado en blanco, la cama beige y el cuadro de alegres colores de Alfred Löhr de la pared de enfrente.

Glamour dinámico cuadro

“Estoy convencida de que lo primero que vemos al levantarnos determina nuestro estado de ánimo. No quiero despertarme por las mañanas y ver solo una pared blanca. Por eso he añadido algo colorido y alegre, para que ese sentimiento me acompañe todo el día“.

Todo el que se despierta en esta casa tiene el buen humor garantizado gracias al sentido de estilo de Daniela y su amor por los detalles, que hacen de esta casa un lugar único.

Créditos: Westwing Home&Living

Gema Blanco