Mami cool

¿Se pueden tener dos niños pequeños, un perro grande y un sofá blanco como la nieve? La casa de Lucia Pontarin es la prueba más clara de que todo es posible.

Casa scandi con niños
habitación infantil nórdica

Redactora de moda, madre de dos niños y amante de los proyectos DIY, Lucia consigue una decoración minimalista, fácil y familiar que gusta a grandes y pequeños.

Diseños clásicos y atención a los detalles

piezas clásicas deco
detalles scandi con color

El piso destaca por su luminosidad y por la cantidad de piezas coloridas que rompen con el blanco nuclear de muebles, cortinas y paredes. 

 

sofá blanco con funda
salón depurado y blanco total

En la casa impera el sentido práctico y atemporal como la funda de quita y pon del sofá (el verdadero secreto para que siempre esté blanco) o los muebles clásicos y de formas sencillas como las sillas Eames del comedor. 

Pequeños scandis

mesa para niños
tendencias scandi infantiles

El cuarto de Ava está decorado conforme a su edad aunque no hay rastro de paredes rosas, princesas o detalles recargados. En su lugar, la habitación encaja con el resto de la casa y el toque original corre a cargo del papel blanco con lunares negros pintado por su madre.

“Para nosotros es importante que el cuarto de los niños esté en sintonía con el resto de la casa y que el diseño y los colores sean parecidos. Así conseguimos una decoración con armonía, sobre todo porque el cuarto de los niños está al lado del salón-comedor.” 

cómo decorar cuarto infantil scandi

Proyectos DIY 100% personalizados

Muchos de los objetos de la casa son proyectos DIY que imprimen carácter y cariño en cada habitación, como los cojines de la cama, los cuadros y dibujos de las paredes o la guirnalda de tela que decora el cambiador del pequeño Luca.

cambiador para bebés
proyectos diy

Una decoración que transmite tranquilidad y ternura, aunque tampoco faltan las huellas de manitas en los cristales o la ración diaria de lloros y caos, pero al fin y al cabo, estamos en familia.

blanco y negro en el dormitorio

Gema Blanco