La buscadora de tesoros

En Pekín se siente como en casa, pero le apasionan las tallas de Shanxi. Victoria Laso, propietaria de la firma V Dinastía, recorre Oriente en busca de bellísimas piezas decorativas llenas de historia.

buscadora_persona

Periodista de formación y anticuaria de profesión,  Victoria Laso (1) descubrió el mundo de las antigüedades cuando vivió en Praga, donde empezó a comprar piezas para su casa.

tesoros_peces

Poco a poco empezó a conocer bien el mundo de los anticuarios y, ya de vuelta en Madrid, “se enganchó” al sector. De este modo empezó a viajar por todo el mundo en busca de pequeños tesoros (2 y 3).

tesoro_campo

Primero fue Corea, después Camboya y Birmania, Indonesia y ahora China. “Todo lo compro personalmente. Me pateo mercadillos y almacenes buscando especialmente antigüedades “de campo”, con maderas lavadas (4) y también lacadas en colores azules y verdes.”

tesoro_patos

“También busco porcelanas, ya que en China son muy diferentes a los demás y ahora se han vuelto a poner muy de moda. Hacen piezas preciosas siguiendo la tradición ancestral que consistía en desenterrar trozos de porcelanas rotas durante la revolución cultural y pegarlas con papel maché para convertirlas en cajas. Ahora intento buscar recreaciones de esas cajas en los hornos de los pueblos.” Cuando Victoria Laso recorre el mundo en busca de piezas, exige que tengan ciertos requisitos. “Que tengan carácter (5 y 6); que tengan algo especial y, sobre todo, que me gusten”.

tesoro_chinas

“Al principio, cuando me daba miedo comprar por si no se vendía, pensaba: si no lo vendo, ¡me lo quedo yo seguro!”, comenta Victoria. “Me encantan las antigüedades, la pintura (nos pintan cuadros a partir de fotos artísticas, 7), pero está claro que en una casa no puedes poner solo antigüedades. Lo interesante es mezclarlas con mueble contemporáneo.” Entre sus piezas favoritas están los círculos de jade. “En China el círculo reencarna la perfección. Además, dicen que el jade aleja los malos espíritus y yo, como soy muy supersticiosa, lleno mi casa de todo lo que me da buena suerte”, añade. Victoria busca piezas con historia, que cuenten algo y sus lugares favoritos son Pekín, donde se siente como en casa; Shanxi, con unas “tallas alucinantes” y Gansu, que acumula objetos tibetanos y mongoles extraordinarios.

 

Aitana Lleonart

Offline