Lienzo en blanco

En este espacio solo caben dos: el blanco y la madera. Se bastan y se sobran, jugando con el minimalismo y un guiño scandi. Las zonas funcionales se camuflan entre las líneas depuradas, mientras la mesa del comedor de madera rústica posa a sus anchas como una obra en una galería de arte.

lienzo_01

Integrados

El uso de una paleta cromática reducida permite integrar espacios en un mismo ambiente con un resultado visual muy limpio. El truco: usar acabados idénticos o lo más parecido posibles. El sobre de la mesa de estudio es del mismo tono que la mesa del comedor y el flexo de metal casa con la grifería de la cocina.

lienzo_02

El triunfo de la luz

Espacios diáfanos, grandes ventanas y blanco nuclear en paredes, suelos, techos, sofás y cortinas. ¡La conquista de la luz es un todo hecho! Pero, ¿quién dijo que el resultado es frío? Las fibras vegetales en sillas y cestas, la madera de los palés que dan forma a la mesa de centro y los cojines ponen la dosis de calidez a este salón.

lienzo_03

Fiebre DIY

La tendencia Do It Yourself o, lo que es lo mismo, “hazlo tú mismo”, inspira este cabecero hecho con un palé que se ha convertido en la pieza estrella del dormitorio. Las lámparas se trasladan hasta el mismo cabecero, en forma de prácticos apliques que liberan superficie de apoyo sobre la mesita de noche.

lienzo_04

Esencia minimal

El minimalismo no tiene por qué estar reñido con la calidez o la capacidad de crear espacios acogedores. Las líneas depuradas, rectas y las piezas contemporáneas combinan a la perfección con fibras vegetales, madera y accesorios textiles. Este tándem será tu mejor aliado si quieres poner en práctica el estilo scandi. ¡Un refugio de look actual!

 

Yaiza García