Rústicos de ciudad

Grandes ventanales, cajas de herramientas, un perro heredado y mucha personalidad. Así es la casa en Berlín del joven empresario Marcel Graf. Una firme declaración del nuevo estilo que gana adeptos: el rústico urbano. Tranquilo, auténtico y cálido, ¿nos acompañas?

Berlín y el estilo rústico urbano

Marcel vive en la calle, bueno no exactamente, pero casi. La casa del director general de la empresa de decoración Barefoot Living es tan excepcional, que no tardó en comprársela. ¿Los atractivos? La gran ventana, que permite ver casi todo el interior a los vecinos y transeúntes y a Marcel contemplar las calles de su lugar favorito de Berlín, el barrio de Prenzlauer Berg, una de las zonas con más encanto de la ciudad.

Estilo rústico urbano habitantes

¿Quién más vive aquí? Molly, la compañera de piso de Marcel. Antes pertenecía a su tío, el productor y actor de cine Til Schweiger, quien la dejó unos días a su cuidado y quien se fue a Sevilla… el caso es que después, Molly se negó a volver con su antiguo dueño y desde entonces Marcel y ella son inseparables.

Cocina de estilo rústico urbano
Estilo rústico urbano escaleras

Hace cuatro semanas que se han mudado definitivamente a esta casa y lo que más le gusta a Marcel por el momento es el enorme ventanal. “Muchas de las personas que pasan por delante no saben si se trata de un muestrario o una tienda” nos cuenta. Y parece que a Marcel no le molesta que le pregunten, con amabilidad les contesta que ahí es donde vive. “A veces asoman la cabeza cuando cocino y nos quedamos un rato hablando.”

Otra de las cosas que nos llaman la atención (junto con los ventanales y el enorme perro) son las tres cajas de herramientas que Marcel guarda debajo de la escalera. Esto ya nos dice algo. Aquí vive un manitas que disfruta haciendo sus propios arreglos, ya sea quitar los azulejos de terracota del anterior propietario y cambiarlos por unos preciosos azulejos del metro de color verde oliva o construir sus propias barras para las cortinas o estanterías de madera.

Estilo rústico urbano colores

¿Piensas que el piso está genial? Nosotros también. Este chico tiene buen gusto y sabe lo que hace, además gracias a su trabajo en la empresa de decoración Barefoot Living está en contacto directo con tendencias y estilos. De hecho, cuando vemos el piso nos recuerda bastante a los interiores que salen en las películas de Til Schweiger. La marca Barefoot Living, omnipresente en las producciones de la estrella germana, se caracteriza por una estética relajada, con detalles en suaves tonalidades azules,  grises, colores terrosos y beige que combinan con materiales naturales y hormigón. Una paleta cromática que es tan bella como discreta.

Estilo rústico urbano muebles

La cocina es de estilo industrial con piezas del campo y el salón combina el estilo Barefoot Living con elementos industriales. Las distintas piezas y estilos conforman un ambiente tranquilo que envuelve toda la casa. Entre los muebles destacan piezas únicas como la mesa de la cocina que pertenecía a su abuela y que data de 1890. Para completarla, Marcel escogió unas sillas de corte rústico que compró en un mercadillo. ¿Su mezcla? Original, personal y sobria.

Estilo rústico urbano salón

Las cajas de herramientas ya le habían delatado: Marcel resalta el encanto tosco de la vivienda con muebles hechos por sí mismo. Para muestra, la estantería abierta de la cocina o la barra del salón, fabricada con maderas viejas de un establo austriaco. Al pasar la mano por la madera sentimos las muescas, las líneas rectas y desiguales y las zonas ásperas y lisas. Es precisamente aquí, en la barra, donde le gusta sentarse a tomar su whisky preferido y pasear la mirada por el barrio.

Estilo rústico urbano dormitorio

También arregló el armario del dormitorio y ahora está perfecto. “Las bisagras eran demasiado pequeñas y frágiles para un armario tan alto y que casi llega hasta el techo.“ Marcel fue a la ferretería, compró unas bisagras de hierro más grande, las cortó para conseguir el tamaño adecuado y las usó para reemplazar las antiguas. También las barras de las cortinas de su habitación llevan el sello de Marcel.

Por último queremos saber, ¿qué es lo que necesita Marcel para sentirse a gusto y feliz en casa? Buena música, Molly y la mágica vista de la calle que vimos al principio. Aunque ahora ha encargado unas persianas que puede bajar cuando se llene demasiado. ¿La alternativa entonces para los curiosos? Nuestra entrevista en casa de Marcel, donde descubrimos el placer de las cosas sencillas.

Estilo rústico urbano propietario

Créditos: Westwing Home&Living

Gema Blanco

Offline