Tocando el cielo

Piedra, pizarra, madera vista… Aparentemente, esta casa de montaña situada en Puigcerdá (Gerona) parece una casa convencional pirenaica. Sin embargo, tiene un sello que la hace especial. La marca de un interiorista minimal como Alfons Tost que la ha aligerado y modernizado.

decoración_rústica

Cálido recibimiento

Basta observar el chill out de la entrada para descubrir la que es la declaración de intenciones dominante en esta casa: llamativa simplicidad tradicional y calidez a la hora de recibir a los invitados

decoración_rústica

 Abierta al verde

El porche de la casa podría pasar perfectamente por un porche clásico de una casa de alta montaña si no fuera por el mobiliario. Una mesa de madera clara de corte escandinavo diseñada por Alfons Tost se rodea de las clásicas sillas Hans Wegner para Carl Hansen & Son. Calidez scandi en medio de los Pirineos.

decoración_rústica

 Luz y más luz

Los colores del paisaje parecen integrarse en un interior muy aligerado por la madera clara. Los grandes ventanales permiten que la luz fluya entre muebles tapizados con telas muy cálidas con un claro corte contemporáneo. El dúo de chaise longues es de DCde Ceccotti y, los jarrones, de Accions Flors.

decoración_rústica

Chill out de invierno

Gris y madera. Madera y gris. Una combinación cálida y elegante que infunde sobriedad al salón sin restarle calidez. Un mueble mural de acero corten integra la chimenea de un modo discreto y funcional. Esta zona chill out, delimitada por una mullida alfombra, acoge las largas tertulias de invierno.

decoración_rústica

 Scandi look

La calidez pulida de la madera de los muebles contrasta con la frialdad del microcemento que reviste la cocina. Bajo el techo, coronada con la célebre Artichoke de Poul Henningsen para Louis Poulsen, mesa de comedor Xilos, de Antonio Citterio producida por Maxalto y Las míticas Y Chair, de Hans J. Wefner.

decoración_rústica

 Centro de operaciones

Totalmente funcional, la cocina está revestida de microcemento gris. Para compensar la frialdad del material, la madera clara se extiende en los frentes de la península central donde se ha ubicado la zona de fuegos, así como en los frentes panelados del resto de la cocina.

decoración_rústica

 39 escalones

Esta escalera podría definir el concepto básico de la decoración de la casa alrededor del cual gira todo el estilo minimalista de Tost. Microcemento gris y madera clara. Al fondo, un panel de madera hace de puerta que, al cerrarse, completa el contraste de materiales.

decoración_rústica

Está forrado

El calor del fieltro lo forra todo: el panel que hace las veces de cabecero y también los pufs ubicados al pie de la cama. Otro elemento cargado de calor es el plaid, de Indian & Pacific. La mesita es la Shaker de De Padova y, en el techo, otro clásico de la iluminación de la serie Karat Blau de Ingo Maurer.

decoración_rústica

Más madera

El baño recoge el testigo de la cocina con un revestimiento integral de microcemento. Minimalista, pero caldeado por la madera, cuenta con un lavabo de piedra XXL hecho a medida de Gunni & Trentino. El espejo es diseño de Alfons Tost y los toalleros son de Metalinter.

 

 

Fotografías: Montse Garriga

 

Yaiza García