Un piso con onda

Mikel Larrinaga ha sido el responsable de la reforma de este piso bilbaíno con aires de loft. Puro deco chic vintage

loft_1

Vivir con Kate

Este piso chic decó está en una onda totalmente vintage. En él se produce una fusión de rusticidad, diseño y aire retro reflejado en un mobiliario recuperado. Detalles como el rostro de Kate Moss en la pared o el espejo Almodóvar dan el toque retro.

loft_2

Look loft

La parte antigua del piso se ha reformado totalmente manteniendo la pared de ladrillo y las vigas del techo. Con ello se ha conseguido conservar el aire industrial, renovándolo con un suelo de parquet nuevo que se extiende por toda la casa.

loft_3

Buenos ejemplos

Con un blanco impoluto de fondo que realza cada pieza, la decoración se apoya en muebles recuperados escogidos con cuidado y diseños clásicos como las sillas DSW de Eames. Unas puertas correderas blancas se integran discretamente en la decoración dando paso a los diferentes espacios.

loft_4

Visto y no visto

Una enorme puerta corredera da acceso a una cocina de planta rectangular aprovechada al milímetro. El espacio, en acero y madera, contrasta con el blanco de la carpintería. En el suelo, el parquet unifica todo el piso extendiéndose en todos sus metros.

loft_5

Fluidez

Desde el comedor se accede, a través de una nueva puerta corredera, a un estar pavimentado con la misma tarima de roble y pintado con el mismo blanco del resto de la casa. El look scandi se hace visible en esta zona, con textiles geométricos en colores puros y mucha madera.

loft_6

¿De verdad?

El recibidor juega con un trampantojo con un dibujo impreso que representa los planos de la catedral de Valladolid. Una imagen que se inspira en el atrevimiento de los papeles pintados de Fornasetti y conforma un magnífico armario-vestidor.

loft_7

Vintagemanía

El cabecero de la cama del dormitorio es un espléndido biombo de tres hojas pintado en rosa palo, de Paul Ziarsolo. A ambos lados de la cama se han colocado unos apliques de Artemide, con pantallas de pergamino. Sobre la cama, cojín de Viviene Westwood.

Silvia Arenas