Westwing con Ramón Freixa

Lanzar 40 preguntas al chef catalán Ramón Freixa es recibir de vuelta 40 respuestas con todo tipo de sabores. Él se define como alguien dulzón, pero ácido al mismo tiempo. Y sí, lo percibimos así. Amable, acogedor e ingeniosamente certero. Pero he de confesar que también había algo de sal en sus comentarios, pues hizo esbozar más de una sonrisa al equipo durante la grabación. Con dos estrellas Michelin en su haber gastronómico, Freixa nos dejó entrever algo más de su persona, de sus gustos y de su manera de decorar.

Cocinero emocional y cerebral

Su laboratorio gastronómico es un universo lleno de espacios (y sabores) sorprendentes. Su amor por la decoración se hace evidente nada más entrar en su laboratorio. Del techo cuelga una maravillosa hilera de lámparas Pols Potten de cerámica blanca (algunas con forma de pez) y el espacio cuenta con una mesa larguísima donde prueban recetas de todo tipo. Nos encantó la pizarra creativa, sus rincones llenos de detalles como el cava de su marca (Burbujas… buenísimo por cierto) y la decoración en general. No os lo perdáis. Descubriréis una cocina moderna, emocional y cerebral.

Silvia Arenas entrevistando a Ramón Freixa

Cocinando historias

Grabar con Freixa fue una delicia. Con gran sentido del humor nos contó que su casa era luminosa y confortable; que lo que primero en lo que se fija al entrar en una vivienda es en el olor y que viajaría hasta Chicago solo para comer en el Alinea. ¿Y qué está prohibido en tu casa? “Prohibir.” Cliente exigente y confeso de algún que otro restaurante de comida rápida, Freixa ama el fricandó de su padre. ¿Y a quién vetarías la entrada a tu restaurante? “A la gente gris.”

Silvia Arenas y el chef Ramón Freixa

Westwing en ÚNICO con la prensa

El día después del vídeo convocamos a la prensa en el restaurante de Freixa donde maridamos una decoración de mesa otoñal “muy Westwing” con una propuesta de menú del gran cocinero con estrella. Ramón sirvió un almuerzo espectacular basado en productos de temporada que combinaba perfectamente con una decoración inspirada en elementos otoñales. La mesa era un despliegue de calabazas y setas de cerámica de Bordallo Pinheiro realzada con arreglos de flores naturales que llevó a cabo Floreale. El resultado fue espectacular (gracias, Carmen Figueras, por colaborar con nosotros aportando tu excelente gusto y ojo de estilista). Una mesa única digna de un restaurante Único.

Restaurante UNICO de Ramón Freixa

La mesa de otoño Westwing

Sobre un camino de mesa de lino, y combinadas con detalles naturales como ramitas, piñas y hojas secas, las piezas de la firma portuguesa Bordallo Pinheiro causaron sensación. A nosotros nos encantan (las podéis encontrar de vez en cuando en nuestra web). Realizadas en cerámica de manera artesanal, cobran forma de elementos naturales como calabazas-sopera, setas-tarro o coles-ensaladera. También utilizamos los platos combinando dos colores otoñales: verde y tostado. Las velas no faltaron para dar calidez a todo el conjunto… y los detalles, broche esencial como las hojas de cartón colocadas sobre los menús.

 

Silvia Arenas