10 cosas que deberías saber sobre las alfombras

Hay quien se declara fan incombustible de la alfombra sea cual sea el contexto, pero también, los que desconfían y no terminan de ver claro qué estilos o tamaños son los que más les convienen. Así, para descubrir el encanto de este fundamental accesorio acudimos al asesoramiento de Ignacio Curt, fundador de la firma Basarabian y experto en el mundo de las alfombras de alta calidad. Él nos da 10 razones, y consejos, para decir sí a las alfombras.

1

1. Aíslan del ruido.

“Las alfombras son muy útiles para delimitar espacios, amortiguar el ruido y crear ambientes muy agradables gracias a su impacto decorativo”.

2. Pared lisa, alfombra llamativa.

“Es importante escoger una alfombra con un diseño sutil si las tapicerías o papeles pintados de las paredes son muy estampados. En ambientes con telas y paredes lisas podemos arriesgar más”.

zoom

3. Para clásicos y modernos.

“Tanto los espacios tradicionales como los vanguardistas deben contar con alfombras para hacerlos más acogedores. ¡Son el toque final de cualquier ambiente!”.

4. Invierte en piezas duraderas.

“Lanas o sedas de gran calidad anudadas a mano. Ese es el secreto de una resistencia, y por tanto durabilidad, más prolongada y también, la clave del éxito de Basarabian”.

5. Textura cálida en el dormitorio.

“En esta habitación es importante el tono de la alfombra, acorde con la colcha y las cortinas, pero también, una textura suave y agradable para ganar en confort”.

6. Medidas generosas en el comedor.

Al determinar el tamaño de nuestra alfombra para el comedor debemos añadir un mínimo de 70 cm por cada lado de la mesa para evitar que al sentarse las sillas se desplacen fuera. Para mesas muy grandes este margen puede llegar hasta 1,5 metros si la estancia lo permite.

3

7. Empequeñecen el espacio… ¡Falso!

“Cuanto más grande es la alfombra más amplio hace el espacio; si colocamos todo un salón, sofá, sillones y mesa de centro completamente encima de la alfombra el espacio se agrandará mágicamente”.

8. Ataca las manchas en el momento.

“Siempre es mejor retirar las manchas en el momento en que se producen. Si has derramado vino, café u otro líquido, seca la mancha con papel de cocina y prepara una solución de agua templada con jabón neutro y frota con un trapo humedecido en ella. Finalmente, pasa un trapo limpio mojado con agua y sécalo con una toalla y luego con secador”.

9. Mantenlas alejadas de la humedad.

“En Basarabian recomendamos tratar nuestras alfombras como las piezas de arte que son y evitar colocarlas en la cocina o sitios húmedos”.

2

10. ¿Y en verano? ¡También!

“Las alfombras crean ambiente, decoran y además, tradicionalmente provienen de zonas calurosas como Irán, India o Turquía. Así que, ¿por qué prescindir de ellas cuando sube la temperatura? Eso sí, nosotros ofrecemos alternativas más livianas para las estaciones cálidas como los modelos elaborados con cáñamo”.

Yaiza García