Una estantería con estilo

Las estanterías son fantásticas, pero, de alguna forma, siempre acaban desordenadas y con un aspecto descuidado. La buena noticia es que darles estilo no es tan complicado. Basta seguir los 8 pasos que te mostramos aquí y conseguirás un resultado impecable.

1. Los colores

Primero, piensa en la paleta de colores que quieres antes de empezar a decorar. Ten en cuenta los colores de las tapas de los libros y de las piezas decorativas y no uses más de 3 colores o 4 como máximo. Una vez los tengas, no te olvides de aplicar cada color al menos 3 veces.

2. Los materiales

Combina materiales sin miedo. La porcelana, los metales, la madera o el cristal crean combinaciones muy interesantes y dan un aspecto más hogareño y estimulante a la estantería.

3. Libros

Los libros no pueden faltar en nuestra librería y además, en este caso, los vamos a utilizar como nota de estilo. Nada de colocarlos todos en vertical y apretujados, es mucho mejor agruparlos por temáticas, paletas de colores o por tamaño en distintos puntos de la estantería y de forma horizontal y vertical.

4. Crea niveles

Cada libro es diferente y esto, en lugar de ser un inconveniente, es una ventaja que podemos aprovechar para crear nuevos niveles en cada balda y conseguir una mayor sensación de profundidad. También puedes colocar una vela o una estatuilla encima de una caja para aprovechar mejor el espacio y darle más protagonismo.

Guía para decorar la estantería

5. Piezas grandes

La estantería es perfecta para resaltar piezas decorativas medianas y grandes como faroles, cajas o sujetalibros. Mezcla estilos y formas diferentes para crear tu propio escaparate de curiosidades.

6. Cuadros y fotos

Reserva un espacio para el arte. Añade cuadros y fotos a la estantería y colócalos al fondo para crear un marco estético propio. No renuncies a decorar con fotos de momentos importantes con tu familia y amigos, después de todo, la estantería es para tu casa, hazla tuya.

7. Objetos pequeños

Si antes hablábamos de objetos grandes, ahora le toca el turno a los pequeños. La estantería es el escenario perfecto para exhibir y resaltar objetos que en otras partes de la casa pasarían desapercibidos. Una vela aromática, una bola de cristal o unas bonitas figurillas de animales harán la estantería más interesante y especial. 

8. Elementos naturales

Las plantas y las referencias naturales deben tener un hueco en la estantería. Cuando hablamos de plantas, no siempre nos referimos a flores, también pueden ser cactus, hojas de palmeras, corales o conchas marinas. Sin duda una forma muy original de traer un poco de naturaleza a nuestra casa.

cómo decorar tu estantería con estilo

Créditos: Westwing Home&Living

Gema Blanco