Un sofá, cuatro estilos

Muchas veces tenemos los muebles apropiados, pero no les sacamos todo el provecho. En este artículo te mostramos cómo conseguir 4 estilos radicalmente distintos y sin cambiar de sofá. Desde el nórdico más fresco hasta el glam más suntuoso, descubre nuestras ideas para decorar el salón.

El sofá gris es el little black dress de la decoración: clásico, siempre adecuado e increíblemente combinable. ¿La clave para conseguir un look distinto? Igual que con nuestro vestido negro preferido: los accesorios.

Estilo 1: Girly

Estilo girly para el salón final

El sueño de cualquier chica: dulce, algo picaro y sobre todo très chic

Para restar seriedad a nuestro sofá, hemos escogido cojines de pelo, detalles en color rosa pálido y una elegante alfombra con estampado imperial Trellis. ¿La pieza in para chicas fashion? Las estrellas 3D con forma de erizo de mar que ponen el toque decorativo y deslumbrante a la pared, a la vez que combinan con la bonita mesa de cristal y estructura de bambú dorada.

¿La pieza ganadora? Las sombrereras de distintos tamaños que hemos apilado para conseguir un velador único.

Estilo 2: Moderno

Estilo moderno para el salón final

Cómoda elegancia: colores clásicos, líneas lisas y detalles comedidos que enmarcan el estilo atemporal del sofá

La combinación en blanco y negro, los marcos angulosos y los muebles sobrios consiguen el equilibrio perfecto con el sofá. La nota atrevida corre a cargo de los blandos tejidos como la mullida alfombra Flokati y la manta de lana escocesa con flecos, mientras que la lámpara de pie y la maciza mesa de mármol rematan el look con un acabado masculino y extremadamente elegante.

Nuestro consejo: aplica toques de colores fuertes, como el rojo, de forma puntual. De esta forma evitamos caer en un resultado demasiado monótono. 

Estilo 3: Nórdico

Estilo nórdico para el salón final

Los muebles luminosos, las líneas amables y los detalles coloridos convierten el salón ideal para pasar más tiempo en familia

Conseguimos transformar este salón en un oasis de tranquilidad para toda la familia con: madera clara, materiales naturales y pinceladas de colores alegres.

Nuestro consejo DIY para un acabado todavía más personal: pinta la mitad de la pared con un color fresco y relajante como el verde salvia. Decora con bonitos cuadros naturales de helechos y hojas enmarcadas o deja volar la imaginación de tus hijos con pinceles y colores naturales.

Estilo 4: Glam

Estilo glam para el salón final

Nuestra fórmula para conseguir este look: cuanto más discreto sea el básico, más ostentosos deben ser los accesorios

La ventaja del sofá gris es que tolera hasta los compañeros más recargados. El papel de pared con acabado de cocodrilo, las pesadas cortinas de terciopelo oscuro y los muebles de cromo brillante confieren a nuestro básico sofá una elegancia infinita.

Nuestro must-have: hazte con una estilosa camarera vintage y decórala con velas aromáticas, cajitas y bomboneras plateadas.

Créditos: Westwing Home&Living

Gema Blanco