Cómo evitar errores al diseñar un interior clásico

Tradicionalmente asociamos los interiores clásicos con la delicadeza, la sofisticación y el buen gusto. Por todos estos motivos, el estilo clásico nunca pasa de moda y permanece presente a lo largo de los años. Sin embargo, a la hora de diseñar un interior clásico podemos incurrir en errores que nos pueden estropear la magia de este estilo. Te damos los consejos para evitarlo.

westwing-estilo-clásico6

Céntrate en un periodo de la historia

El estilo clásico abarca un periodo muy amplio: podemos centrarnos en diseños que se han desarrollado paralelamente a la historia como son el estilo el imperio, el rococó o el barroco y también podemos reinterpretarlos de una manera moderna. Otro estilo clásico también lo encontramos en la primera mitad del siglo XX. Escoge aquel que más te llame la atención y destaca los mejores artículos.

Reduce las proporciones

Uno de los mayores errores del estilo clásico es intentar recrear el interior de un castillo medieval en tu propia casa. Sabemos que el estilo clásico necesita de espacios amplios, techos altos y ventanas grandes pero esto no siempre está disponible en nuestras casas. Por eso te recomendamos que en vez de amontonar muebles, selecciones esas piezas clásicas que más te gusten: unos candelabros de cristal, unos espejos con marcos ornamentados u otros clásicos… lo importante es que estos elementos destaquen pero con naturalidad y sin recargar.

westwing-clasico-butaca-mesilla

Utiliza solo materiales de alta calidad

El estilo clásico no permite falsificaciones. Solo los materiales naturales, las ricas telas y los acabados perfectos tienen cabida en este estilo. En vez de en una ornamentación exagerada, busca los mejores materiales: maderas nobles, exclusivas piezas de arte, mármol, seda o terciopelo. Todos ellos son fantásticos para la decoración pero ¡evita las copias! porque resultan de mal gusto.

westwing-clasico-salon-grande

No recargues

Si no vives en un palacio o no quieres crear una copia mala del palacio de Versalles en casa, no trates de combinar a la vez todo tipo de elementos clásicos, especialmente si tus habitaciones son pequeñas. Con dos o tres piezas decorativas será más que suficiente: puede ser un mueble antiguo o un marco elegante para un cuadro, un espejo de gran tamaño, unas figuras de porcelana o unos candelabros de cristal. ¡No los pongas todos juntos! porque la combinación no funcionará.

westwing-clasico-contraste

¡Busca el contraste!

A los interiores clásicos se les relaciona con colores claros como el beige o los tonos crema, unas tonalidades que vemos no solo en los textiles sino también en el mobiliario. Pero si queremos hacer una aproximación más moderna, tenemos que contar con ideas atrevidas, como por ejemplo, dar unos toques de color más vivos, colocar una pieza de arte contemporáneo para crear contraste o situar una lámpara enorme en una esquina del salón.

Con estos consejos conseguirás destacar lo mejor del estilo clásico y darle una visión nueva y renovada. ¡Nos encantan los clásicos!

Créditos: Shutterstock /Living4Media

Iciar Iglesias