Helados retro

Lo retro está de moda, y no solo como estilo decorativo, sino también en la cocina. Únete a nuestro viaje en el tiempo y disfruta de unas refrescantes recetas que pensabas que ya estaban pasadas de moda. Recuperamos dos postres: el banana split y el café helado. ¡Descúbrelos!

westwing_helados-retro-intro

Banana Split

¡Sí! Estamos seguros de que te acuerdas de este clásico de la carta de helados de cualquier sitio de playa. El postre Banana Split ha vuelto y esta vez lo hace para quedarse. Os dejamos aquí su receta original para que disfrutéis de él como cuando eráis unos niños.

westwing-helados-retro-banana_split
La invención del Banana Split se la debemos a un joven de Pensilvania (EEUU), que en 1904 tuvo la genial idea de combinar el helado con un plátano y nata. ¡Le estamos muy agradecidos!

Qué necesitamos para el Banana Split

-200 ml de nata montada.

-2 plátanos.

-4 bolas de helado de vainilla (opcional si queremos añadir unas bolas de chocolate o fresa).

-Sirope de chocolate.

-2 cucharadas de pirulillos de chocolate.

-4 cucharaditas de almendras picadas.


Cómo preparar el Banana Split

Corta el plátano por la mitad y colócalo en un plato alargado que esté frío. Coloca dos bolas de helado sobre el plátano. Monta la nata y repártela de forma abundante por el plato. Echa un chorretón de chocolate y espolvorea los pirulillos de chocolate. Decora con las almendras. ¡Ya está listo nuestro helado retro!

 

westwing_helados-retro-cafe

Café helado retro

Otro de los clásicos para combatir el calor y que nosotros recuperamos: el café helado. Olvídate de los casi recién llegados frappé, iced coffee y similares y vuelve a la tradición. Nos encanta este postre porque además de refrescante nos trae la suavidad de la vainilla y el dulce sabor de la nata.

Qué necesitamos para el café helado (para 2 personas)

-Aproximadamente 80 mil de café.

-2 cucharaditas de azúcar (dependiendo del nivel de dulzor que te guste).

-2 cucharadillas de azúcar avainillado.

-2 bolas de helado de vainilla.

-Opcional, un poco de leche.

-100 ml de nata montada.

-Cacao en polvo para espolvorear encima de la copa.

Cómo preparar tu café helado

Endulza el café recién hecho con un poco de azúcar y deja que se enfríe. En una copa especial para helado o en un vaso alto pon una bola de helado de vainilla, echa café por encima (al gusto) y si quieres, un poco de leche. Monta la nata con el azúcar avainillado hasta que esté firme. Corona tu copa de café helado con una buena capa de nata. Espolvorea el cacao por encima. ¡Sencillamente delicioso!

Créditos: Stockfood

Iciar Iglesias