Iluminar y decorar con lámparas de techo

Una manera ideal de iluminar nuestra casa es hacerlo mediante lámparas de techo. Y para que lo hagas de la manera más correcta, eficiente y decorativa Westwing Magazine te ofrece los mejores consejos y trucos. ¡Hágase la luz!

westwing-lamparas-colgantes1

Mil y un modelos diferentes

Encontramos lámparas colgantes de mil y una formas e infinidad de tamaños. Buscaremos aquella lámpara colgante que se adecue más a nuestro estilo de interior. Si somos fans de lo clásico, hazte con una lámpara colgante con piezas de cristal; si nos va más un estilo moderno y desenfadado, atrévete con lámparas de formas y colores divertidos.

La altura correcta

No tenemos una guía que nos indique a qué altura colgar nuestra lámpara pero aquí os dejamos algunas indicaciones que pueden ayudar. Una lámpara colgante no debe estar a menos de 20 cm del techo porque se vería demasiado arriba y tampoco debe colgar tan abajo que resulte molesta para pasar por ese espacio. En el comedor, la medida ideal es entre 70 centímetros y un metro por encima de la mesa.

westwing-lampara-colgante2

Distintos puntos de luz

Las lámparas colgantes pueden servir como complemento para iluminar el espacio. Si la habitación es grande, podemos combinar este tipo de luz con unos focos distribuidos por la habitación.

¿Dónde las colocamos?

Las lámparas colgantes pueden ponerse en casi todos los espacios de la casa, pero siempre hay que pensar en la mejor opción o el mejor rincón para situarlas dentro de una habitación. En la cocina, por ejemplo, podemos poner unas cuantas lámparas colgantes encima de la encimera. Serán prácticas tanto para iluminar el espacio de trabajo como el resto del entorno. En el salón quedan ideales encima de la mesa del comedor o incluso en uno de los rincones de la sala para darle un ambiente acogedor e íntimo.

westwing-lamparas-colgantes3

Lugares creativos

Ten presente que las lámparas resultan siempre elementos decorativos muy importantes. Hay muchas maneras de crear diseños interesantes con las luces. Así, podemos buscar nuestro rincón favorito de la casa y colocar diferentes lámparas colgantes a distintas alturas. Un toque elegante y original. También, junto a la cama podemos sustituir la clásica lamparita de noche por una lámpara colgante que ilumine nuestros sueños y también el dormitorio.

Créditos: Living4Media

Iciar Iglesias