Vinilos decorativos: si las paredes hablaran...

Pues hablan… ¡y mucho! Con dibujos, paisajes, formas geométricas, manifiestos, citas célebres o simplemente propuestas y sugerencias siempre en positivo. Los vinilos decorativos son la mejor manera de que las paredes de tu casa hablen de ti… y por ti.

westwing-vinilos-paredes7

Más que una cosa de niños

Los vinilos decorativos son ideales para las habitaciones infantiles pero son también una de las mejores maneras de impregnar de personalidad cualquier espacio de la casa. Si quieres darle vida a tu pared pero no te atreves con los cuadros, los vinilos han venido a salvarte. Dale un toque soñador a tu despacho con un mapa del mundo o añade unas notas naturales a tu dormitorio con un árbol de vinilo.

westwing-vinilos-paredes5

En el dormitorio, sustituye el clásico cabecero de tu cama por unas flores que asomen detrás de las almohadas o coloca un cielo estrellado con sus planetas para tener dulces sueños. Elige qué vinilo se adapta más a ti y da rienda suelta a tu imaginación.

westwing-vinilos-paredes6

Dime que me quieres

¿Por qué no utilizar las paredes para decir eso que siempre quisiste pero que no te atrevías a decir? Hay mensajes de todo tipo y condición. Algunos nos dan los buenos días, otros nos dan mensajes de ánimo para encarar mejor el día o el trabajo y otro tan solo nos refrescan una cita histórica que nos hará reflexionar y acordarnos de las cosas que verdaderamente importan.

westwing-vinilos-paredes1
westwing-vinilos-paredes3

En cualquier superficie

Los vinilos se adaptan a casi cualquier superficie siempre y cuando sea más o menos lisa. Por eso podemos situarlos en un montón de muebles y elementos de la casa. Dale un toque tropical a tu nevera y decórala con refrescantes frutas, o prueba a poner unos vinilos con notas musicales en la cómoda de tu dormitorio. Los vinilos son de lo más versátil. En el baño, los vinilos se adaptan también a los azulejos. Distribuye peces de colores y estrellas marinas por una de las paredes de tu baño y siéntete como debajo del mar.

westwing-vinilos-paredes4

Cómo pegar los vinilos y no fallar en el intento

Antes de colocarlo limpia bien la pared o la superficie donde quieras poner tu vinilo. Si es muy grande, primero sujétalo con celo y aseguráte de que es el sitio donde quieres colocarlo. Después, retira poco a poco el papel y de transferencia y ayúdate de una tarjeta de plástico o de una espátula para pegar bien el diseño del vinilo en la pared o superficie.

westwing-vinilos-paredes2

En unos pocos minutos tu habitación lucirá distinta.

Cuando te canses de tu vinilo o quieras cambiarlo levanta una esquina poco a poco y despégalo sin miedo. Si te cuesta un poco, aplícale calor con un secador y voilà!

Créditos: Living4Media

Iciar Iglesias

Offline