Recibir con un bufé de postres

Organizar un bufé de postres se está convirtiendo en un must have en cualquier fiesta o evento que se precie. Coloridas barras de caramelos, deliciosos cupcakes y gominolas que convertirán tus cumpleaños, aniversarios, bodas y comuniones en un acontecimiento de lo más especial.  Y para darles forma, aquí te ofrecemos algunas originales ideas con las que comprobarás que endulzarte la vida puede ser muy sencillo… ¡y estiloso!

westwing-buffet-postres-1

¿Qué necesita un ‘candy bar’?

Te presentamos algunas de las cosas que necesitarás para crear un ‘candy bar’ de auténtico profesional:

– Una mesa de un tamaño medio.
– Un mantel en tonos neutros.
– Accesorios decorativos que queramos añadir, como guirnaldas, serpentinas, pompones, globos, etc.
– Bandejas para pasteles, étagères y campanas de cristal en diferentes tamaños.

 

westwing-buffet-postres-2

Antes de empezar: el colorido del bufé

Piensa en el bufé de postres como en un cuadro de un bodegón. Ponte en el lugar del artista y crea una paleta de colores que te guste y que se adapte a la ocasión. Una vez seleccionados los tonos que van a predominar en tu ‘candy bar’, añade los artículos para la fiesta: servilletas, platos, manteles y detalles decorativos que pondrás sobre la mesa. Recuerda que el glaseado de los pasteles y tartas debería ajustarse también a esta paleta de colores.

Nuestro consejo: Elige dos o tres colores, no más, sobre todo si entre ellos está el blanco. Los tonos pastel son perfectos para un bufé de postres para una boda. Si estás planeando una fiesta de cumpleaños para niños, los colores vivos pueden ser más vivos.

El espacio perfecto para una ‘candy corner’

El lugar ideal para un bufé de postres se encuentra frente a una pared o ventana. Tu mesa de postres se merece un rincón especial donde además puedasañadir un telón de fondo que se ajuste a a temática que hayas elegido. Opta por un lugar de cómodo acceso y donde se puedan ver fácilmente todas las delicias. ¡Lo primero es comernos el bufé con los ojos!

westwing-buffet-postres-3

Una decoración original

Los detalles decorativos en la mesa de postres son fundamentales para que sea un éxito. Una de las maneras más sencillas y eficaces para decorarla será a base de globos, guirnaldas o figuras de colores hechas de papel o cartón. El DIY funciona siempre bien y más si tienes ideas originales. Es mejor decorar el bufé antes de traer los dulces para así evitar pequeños accidentes y que los pasteles o tartas no se estropeen.

Manteles elegantes

Si buscamos un aspecto más elegante (si es para una boda, por ejemplo), tendremos que asegurarnos de que el mantel llegue hasta el suelo y que no se vean las patas de la mesa. Si es un evento más informal, podemos poner un mantel más corto.

westwing-buffet-postres-4

¿Cómo montar el bufé de postres?

Hay tres reglas simples para contar con los platos adecuados en el bufé de postres y que se vea como un conjunto armonioso y no como una mesa normal llena dulces:

-Elige bandejas, étagères (bandejas con diferentes niveles), campanas de vidrio y recipientes y colócalos en diferentes alturas.
-Pon las piezas más altas (bandejas de varios pisos o campanas) en la parte posterior y las más bajas (bandejas o platos) en la parte delantera.
-Asegúrate de que se puede acceder fácilmente a todos los postres.

El pastel o la tarta serán el punto culminante del evento, por lo tanto, tiene que ocupar un lugar predominante en la mesa. Lo mejor será ponerlo en el medio del bufé.

westwing-buffet-postres-5

¿Qué tipo de postres servir?

Lo ideal es que preparemos unos pasteles de pequeño tamaño que podamos servirnos con la mano y que podamos colocar varios en un mismo plato. Este tipo de bufé nos da mucha libertad de movimiento. Podemos servir varios postres, charlar con los invitados y disfrutar de una relajada atmósfera. A los invitados les encantará que las porciones sean pequeñas para así probar de todo un poco.

Estos son algunos de nuestros postres favoritos para un bufé:
-Deliciosos macarons.
-Divertidos ‘cakepops’.
-Magdalenas, bizcochos y cupcakes.
-Caramelos con cuidados envoltorios.
-Pastelitos de merengue.
-Una variada selección de galletas.

Nuestro consejo con la tarta: siempre podemos presentarla cortada en porciones más pequeñas de lo normal para así poder servirlas directamente en una servilleta. Sencillo, delicioso e ideal para los golosos.

Créditos: Fotolia

Iciar Iglesias

Offline