Recibir con flores

Además de su belleza, las flores tienen un lenguaje propio. Los tulipanes son una declaración de amor, las begonias blancas expresan amistad, las gardenias sinceridad… En decoración, también aportan color, frescura y vitalidad. Aquí te damos ideas originales para que decores y recibas a tus invitados con aroma y color. ¡Díselo con flores!

rosa_1

Rose’n’roll

¡Quién no recuerda los cucuruchos de castañas hechos con papel de periódico! Coge unas rosas frescas y enróllalas en una hoja de periódico o de una antigua enciclopedia para crear un nostálgico arreglo floral. Colócalo sobre una bandeja de cerámica blanca, de madera decapada o de metal envejecido para conseguir ese halo romántico y shabby chic.

rosa_2

Échale flores

Las flores decoran por sí solas. Basta con una pizca de imaginación para sorprender a tus invitados con detalles únicos cuando vistas la mesa esta primavera. Escribe una nota personalizada para cada comensal y añade una flor sujeta con una pinza o échale más flores colocando un ramo en un jarrón con estampado floral. Flower power!

margaritas_3

Cristal reciclado

Recicla los frascos de los yogures de toda la vida y de mermelada para convertirlos en floreros. Envuélvelos en trozos de tela o cintas decorativas y átalos con cordel de fibras naturales. También puedes transformar las probetas de laboratorio en pequeños jarrones colocando una pequeña flor dentro.

flores_4

Verde botella

Las botellas vacías ya no solo contienen mensajes o mapas del tesoro. Rescátalas y conviértelas en originales jarrones. Coloca varias en hilera a lo largo de la mesa y, dentro, añade ramas de almendro o de cerezo para conseguir un toque oriental chic muy primaveral. También puedes colgarlas del techo con cuerdas y cordeles atados en el cuello para que cuelguen sobre la mesa del jardín y, además, perfumen el ambiente.

Texto: Aitana Lleonart

Aitana Lleonart