Huerto urbano

¿Has pensado alguna vez en cultivar tus propias hierbas aromáticas o tomates cherry en casa? Cada vez son más los que se animan a tener un huerto urbano. Pequeño o grande, de interior o de exterior; todo vale. No hay excusa cuando se trata de hacer algo más ‘verde’ nuestra vida y alimentación.

Te-llevamos-al-huerto-urbano-WESTWING-MAGAZINE-1

Porque no hace falta formar parte del club de los green vivants para tener un huerto urbano. A saber: se conoce como green vivant a un urbanita que aboga por una vida más verde a partir del propio cultivo de alimentos o su compra en establecimientos eco. En definitiva, sibaritas de lo natural. Y, oye, ¿a quién no le gusta disfrutar del sabor de los tomates de huerto?

Por eso hemos decidido enumerar las excusas más frecuentes para decir que no ‘podemos’ tener uno y desmontarlas una a una. Y para ello contamos con la colaboración de alguien que sabe bien de lo que habla: Laura Vicente,  autora del blog Mi Huerto Urbano.

Te-llevamos-al-huerto-urbano-WESTWING-MAGAZINE-2

Es que tengo poco sitio en casa…

Seamos realistas: no podrás tener un huerto como el de la casa del pueblo de tus bisabuelos si vives en un piso de 40 m². Pero eso no implica que no puedas disfrutar del cultivo de ciertos alimentos. Se trata de estudiar el espacio del que dispones y dónde lo tienes (no es lo mismo un balcón que una terraza o un interior) y optar por la solución más práctica. Existen todo tipo de macetas, de distintos tamaños y estilos que pueden ayudarnos a ello, pero también podemos decidirnos por un vistoso huerto vertical, una tendencia en auge.

Te-llevamos-al-huerto-urbano-WESTWING-MAGAZINE-3

¡Pero si ni siquiera tengo balcón!

¿Y quién dice que no se pueda cultivar en un interior? Según Laura Vicente solo es necesario escoger un lugar con la adecuada combinación de luz, ventilación, agua y cuidados. Hay un abanico enorme de posibilidades de siembra, entre las que se incluyen las plantas aromáticas y medicinales, germinados, tomates cherry e incluso fresas.

Te-llevamos-al-huerto-urbano-WESTWING-MAGAZINE-4

¿24h de sol en mi casa? Imposible

El poco conocimiento que tenemos de la huerta y de sus necesidades nos hace pensar que para tener un huerto urbano necesitamos un espacio, interior o exterior, al que le dé mucho el sol. Pero Laura Vicente en su blog Mi Huerto Urbano nos recomienda que, en función de la orientación solar de la casa, cultivemos unas plantas u otras. Si la zona destinada a ello goza de sol directo se podrán sembrar tomates, pimientos o calabacines, mientrasque otras variedades como las acelgas, espinacas o coles precisan de menos luz y calor.

Te-llevamos-al-huerto-urbano-WESTWING-MAGAZINE-5

No tengo tiempo para un huerto

Si se dispone de las herramientas y soportes necesarios el tiempo, el esfuerzo y la dedicación que habrá que invertir será mínima. La naturaleza es muy agradecida cuando se trata con cariño, mimo y atención. Además, el poco tiempo que hay que dedicarle a un huerto urbano es tiempo que, al fin y al cabo, nos tenemos que dedicar a nosotros mismos. Y qué mejor que hacerlo cuidando un trocito de naturaleza en plena ciudad.

Anna Diaz