Una oficina en casa (casi invisible)

Si tu oficina está en casa es importante que separes los espacios: las zonas de vida privada y las dedicadas a tus tareas profesionales. Con una habitación dedicada al despacho es fácil, pero si no, debemos aprovechar otros rincones y soluciones. ¡Descúbrelos!

oficina-casa collage-INTRO

Frente a una pared

Cuando el espacio es escaso, una pared desnuda puede ser un activo de lo más valioso. Elige tu pared y coloca en ella varias estanterías flotantes, ya que te proporcionarán mucha flexibilidad. Combina tu mobiliario con el resto del entorno para no romper la armonía.

Maquilla tu oficina

oficina-casa-ventana

Si has decidido crear tu oficina en el dormitorio, te puede bastar con una mesa pequeña que combine las propiedades de ser una mesa de trabajo y también tocador. Coloca un mini escritorio en frente de una venta y completa un rincón vacío con una estantería.

Detrás del sofá

ofina-casa-sofa

Coloca una mesa larga y estrecha detrás de tu sofá y pon aquí portátil y algunas bandejas para tus papeles. Una silla o un taburete que se puedan ocultar por completo debajo de la mesa cuando termines de trabajar, resultarán de lo más útil.

Tras un biombo

oficina-casa-mamparas-collage

Utiliza pantallas, biombos o cortinas para ocultar tu espacio de trabajo y separarlo por completo de la zona donde haces la vida diaria.

Debajo de la escalera

oficina-casa-escalera

¿Habías pensado que este espacio antes desperdiciado podía resultar tan útil? El hueco que deja la escalera puede convertirse en tu despacho perfecto.

En el pasillo

oficina-casa-pasillo

No hay que perder ningún metro cuadrado, vamos a darle una utilidad a cada espacio, incluido el pasillo. Si este espacio es demasiado largo y estrecho, trata de que tu mesa y la silla sean lo más sencillas posibles para no interrumpir el paso.

Dentro del armario

Un discreto armario puede resultar un lugar acogedor para trabajar y guardar todo el material de oficina. Una de las estanterías del armario será nuestra mesa y el resto será un buen lugar para archivadores, carpetas y demás material. Una vez acabada la jornada, cerramos las puertas de la ‘oficina’ y nos olvidamos hasta el día siguiente.

En la despensa

ofcina-casa-armarito

Si tienes una despensa empotrada a la pared, será el sitio perfecto para tu ordenador y el resto del material. Despliega la puerta a modo de mesa y coloca un cómodo taburete o silla. Al acabar, cierra la despensa y aquí no ha pasado nada.

Créditos: Living4Media

Merken

Merken

Merken

Iciar Iglesias

Offline