Vintage o cómo reutilizar los muebles de la abuela

La gran cantidad de muebles impersonales o fabricados en cadena nos mueve cada vez más hacia la búsqueda de piezas y decoración auténtica y con un carácter especial que le puedan dar personalidad a nuestra casa. Una de las mejores maneras de hacerlo es dándole nueva vida a esos muebles antiguos olvidados durante décadas en algún trastero. Sí, el vintage está de moda y con él los muebles de la abuela. Westwing Magazine te invita a recuperarlos y a incorporarlos de una manera original y práctica a tus espacios.

Vintage de herencia familiar

Los muebles heredados crean una atmósfera muy especial en casa. Nos hace sentir cómodos y son piezas que siempre nos van a contar una historia. ¿Habías pensado alguna vez que ese viejo arcón de tu abuela era perfecto para los pies de tu cama? Haz un repaso a todos los muebles y ya verás cómo encuentras muchos más que encajan en tu estilo.

Mezcla de estilos

Combinar una decoración moderna y piezas vintage es posible. Solo tenemos que buscar la manera de destacar este objeto especial. Se trata de decorar un espacio contemporáneo con algún elemento que le dé un toque nostálgico. Podemos hacerlo incorporando una silla estilo Luis XV o un aparador donde podemos colocar la vajilla familiar.

Piezas restauradas

Una de las mejores cosas que conservan los tesoros familiares son las marcas del tiempo. Los convierten en muebles exclusivos que guardan historias muy especiales. Si tienes un mueble al que quieres darle un toque personal sin que pierda su esencia y su carácter único, tendrás que transformarlo con mimo y mucho cuidado. Si decides pintarlo, intenta mantener intactas algunas partes para que siga conservando su sabor auténtico.

¿Y si no tengo abuela?

¡Tranquilo! Afortunadamente hay decenas de mercadillos con tesoros escondidos, tiendas de segunda mano o incluso algún rastrillo olvidado donde puedes rastrear alguna de los muebles o piezas que tengas en mente. Los muebles vintage perfectos te están esperando, solo tienes que ser paciente y sumergirte en su búsqueda.

Créditos: Living4Media

Iciar Iglesias

Offline