5 mercadillos que no puedes perderte este verano

No hay verano que se precie sin una visita obligada a uno de los habituales mercadillos de verano. Y es que esta fecha es el momento perfecto para pasear entre sus puestos y es un plan muy relajante y entretenido. En ellos podemos encontrar piezas de diseño, moda, artesanía y buena música: hay ofertas de ocio para todos los gustos. ¿Te animas a visitar estos 5? 

Las Dalias

Las Dalias nació en 1954 como un bar de carretera que conseguía, a finales de los 60, ser un referente de ocio y un punto de encuentro entre isleños y turistas. En 1985, la galerista Helga Watson y el hijo del fundador, decidieron adaptar el jardín para abrir un mercadillo de cinco puestos en los que ofrecían productos hechos a mano por jóvenes europeos y norteamericanos, naciendo así el concepto de mercadillo actual.

Hoy en día, Las Dalias hace un especial hincapié en la promoción de la cultura tradicional de Ibiza y a la esencia que hizo célebre al mercadillo hace ya más de 30 años, una esencia que se conserva gracias a la colaboración de más de 350 familias. En él encontraremos este espíritu ibicenco en un ambiente bohemio y en un escenario natural de ensueño.

Brooklyn Flea

Fundado en 2008 por Jonathan Butler y Eric Demby, el Brooklyn Flea se ha convertido en una de las principales atracciones de la ciudad de Nueva York. Muebles de estilo industrial, ropa vintage, objetos de colección, así como una selección de piezas de diseñadores locales son solo algunas de las piezas que podemos encontrar en sus cientos de puestos.

El mercadillo tiene lugar al aire libre los domingos en el distrito de DUMBO, aunque también se ha lanzado una versión “foodie”, el Smorgasburg, un gigante mercado de alimentos que se puede visitar los sábados en Williamsburg y los domingos en Breeze Hill de Prospect Park. Smorgasburg exhibe lo mejor de la escena de la comida artesanal de Brooklyn, con 100 vendedores locales y regionales en un hermoso escenario al aire libre.

Marché aux Puces de París

Ubicado más allá del barrio parisino de Montmartre, el Marché aux Puces es más que un simple mercado. Se trata de un complejo de alrededor de 3.000 puestos y tiendas, en el cual se pueden encontrar piezas únicas, desde antigüedades, ropa, muebles o accesorios. Sin duda, el mercado callejero más grande y famoso de París.

Cada año atrae a varios millones de visitantes, gracias a su ambiente único y a la calidad de sus muebles antiguos, cerámicas, bronces, discos de vinilo y otros objetos insólitos a descubrir.

Mercadillo Mauerpark

Si te gusta rebuscar piezas especiales en los flea markets y eres un enamorado de Berlín, seguro que conoces el mercadillo de Mauerpark. Aquí no debemos esperar encontrarnos puestos de antigüedades bien clasificados porque este flohmarkt es muy popular, precisamente, por su carácter comunal. Aquí encontraremos a muchos vecinos berlineses que deciden vender todo aquello que ya no usan . Y hay para mucho para rebuscar: discos de vinilo, menaje, ropa, instrumentos de música o incluso bicicletas.

Músicos callejeros y algunos biergartens donde comer salchichas, hamburguesas o arenques a la brasa, completan la oferta lúdica de este parque y convierten el domingo de mercadillo en un plan ideal.

Portobello Road Market

Situado en Londres, el mercado de Portobello Road tiene unos tres kilómetros de longitud y conecta el barrio de Nothing Hill con Ladbroke Grove. Además de la película de Hugh Grant, el mercado es muy conocido por sus puestos de antigüedades y ropa de segunda mano. Muebles, sellos y joyas son algunas de las piezas que podrás encontrar en este mercadillo, uno de los más famosos de la capital de Inglaterra.

Este mercado es una de los más antiguos de la ciudad, ya que se es viene celebrando desde el siglo XIX. En sus orígenes únicamente se ofrecían productos locales de las fincas cercanas a Kensington y algunas antigüedades gracias a las cuales empezó a adquirir cierta fama en los años 50.

 

Nuria Gutiérrez

Offline