A la mexicana

Los que conocen la cocina tradicional mexicana bien sabrán que comerse un taco es todo un arte. Exótica, picante y viva, la comida mexicana no ha pasado desapercibida para los mejores chefs de nuestro país. ¡Y tampoco su decoración! Hoy visitamos tres restaurantes de Barcelona en los que reina la “buena onda”.

Oaxaca_Barcelona_5

México lindo

Ingredientes autóctonos, técnicas culinarias y costumbres ancestrales han seducido a los paladares más desafiantes (que se atreven con el picante) y los chefs más reconocidos de todo el mundo. Y es que cada vez son más los que cruzan el charco mientras sostienen un buen taco en sus manos.

Oaxaca_Barcelona_3

Oaxaca

(Pla de Palau, 19 Barcelona)

El chef Joan Bagur nos presenta Oaxaca (se pronuncia “Uajaca”), una iniciativa gastronómica que junto con Iñaki López de Viñaspre, del grupo Sagardi, ofrece cocina tradicional en la ciudad condal. Lo más sorprendente es que cuenta con la mezcalería más variada de Europa, con más de 200 variedades de mezcales originales mexicanos. Toda una invitación a liberar los sentidos y a descubrir la rica gastronomía de México. ¡Está padrísimo!

HOJA SANTA_1

Hoja Santa y Niño Viejo

(Avenida Mistral, 54. Barcelona)

Joan Bagur no es el único amante de la cultura de México. Albert Adrià (cocinero-repostero español hermano de Ferran Adrià) y Paco Méndez (joven cocinero con una larga trayectoria en México), emprendieron juntos un proyecto especializado en verdadera comida mexicana.

HOJA SANTA_2

Ocupan el mismo local, ubicado en el barrio del Poble Sec de Barcelona. El primero, Hoja Santa, nace de un viaje conjunto a Oaxaca, una región inspirada en esta hoja homónima, también conocida como “acuyo”, “momo”, “hierba santa”, “tlanepa”, etc.

La decoración del espacio está a cargo de Pilar Líbano y se fundamenta en un estilo colonial y étnico puramente mexicano con ligeros toques contemporáneos.

NIÑO VIEJO_2

La cocina urbana que ofrecen en las tradicionales taquerías, las fondas y los puestos de quesadillas que colman las calles de México también ha inspirado a esta pareja de cocineros. De eso trata el segundo proyecto de Albert y Paco, Niño Viejo, mucho más informal.

Se trata de un restaurante basado en el street food, sin reservas, con un horario de mediodía y noche y con una coctelería con mucho estilo que presume de tener los mejores antojitos, tequilas y mezcales. “Con el nombre de NIÑO VIEJO queremos expresar alegría, tranquilidad, inquietud, gozo, y felicidad nosotros queremos que nuestros clientes vivan  la experiencia de transportarse al estado en el que están los niños y las personas mayores” afirman.

NIÑO VIEJO_1

Ambos establecimientos, que se suman a Tickets, Bodega 1900 y Pakta, forman parte del grupo BCN 5.0 de los hermanos Albert y Ferrán Adrià en el barrio del Poble Sec de Barcelona.

Oaxaca_Barcelona_7

Patrimonio cultural

A pesar de que los elementos básicos de la cocina mexicana son el maíz, los frijoles y el chile, el arte culinario mexicano es muy elaborado y está plagado de símbolos: uno de los más curiosos, tal y como confirma la Unesco, es que el consumo de las tortillas y los tamales se considera una ofrenda del Día de los Muertos.

Ariadna Capdevila