Celebramos el Midsummer

Dados los largos y oscuros inviernos escandinavos, no es de extrañar que la llegada del verano sea todo un acontecimiento. Por eso, el solsticio de verano o Midsummer, es una de las celebraciones más importantes en el calendario sueco. Las flores y una buena mesa al aire libre son los elementos centrales de este particular San Juan sueco.

midsummer 11

Originalmente, esta festividad se celebraba el día de San Juan,  pero hoy en día el Midsummer tiene lugar el viernes que coincida entre los días 19 y 25 de junio. Los preparativos empiezan por la mañana con la recolección de flores para hacer guirnaldas que las mujeres lucirán en su cabeza y para adornar el tradicional Maypole o Cruz de Mayo alrededor del cual se bailan y cantan canciones populares.

Coronas de flores

Las protagonistas de esta fiesta tradicional sueca son las flores recién cortadas, como las margaritas y trébol, así como las ramas de abedul. Estas variedades servirán para tejer las típicas coronas de flores que sirven como tocados en el pelo y que le dan ese colorido y carácter festivo al Midsummer. En la antigüedad, se creía que las flores y las hojas que se recogían en Midsommar eran mágicas y se solía guardar la corona seca hasta Navidad y se utilizaba para retener la energía en casa. Hoy en día, son muchos los que siguen utilizándolas como un elemento decorativo más de la casa en estas fechas.

midsummer 13

Maypole

El Maypole o Árbol de Mayo es otra de las tradiciones centrales de esta festividad. Adornado con flores y ramas de abedul, se eleva en un lugar abierto y se bailan y cantan canciones tradicionales del folclore sueco.

La buena mesa

El menú típico del Midsummer cuenta con diferentes tipos de arenque en vinagre, las tradicionales patatas hervidas con eneldo fresco, crema agria y cebollino. Esto suele ir seguida de un plato a la parrilla , como costillas de cerdo o salmón. Todo se cuida hasta el más mínimo detalle, y es que, si por algo son conocidos los escandinavos es por su sensibilidad estética. La presentación de la comida, así como los detalles estacionales que la acompañan, son visualmente muy atractivos e invitan de inmediato a sentarse en la mesa.

Smörgåsbord o bufé sueco

Ninguna celebración del pleno verano sueco es completa sin el Smörgåsbord, que no es otra cosa que un bufé elaborado con diferentes ingredientes típicos de la comida sueca. Esta es la fórmula más habitual para celebrar la cena de Midsummer. Consiste de alimentos calientes y fríos, que se sirven siempre acompañados de diferentes tipos de pan y la mantequilla.

midsummer 18

La estrella del verano

La celebración del solsticio de verano es el momento perfecto para probar las primeras fresas del año, un ingrediente fundamental en los postres de los suecos durante toda la época estival. La tarta de fresas es, sin duda, un clásico en esta fiesta. Aunque no hay una receta única para este pastel, suele rellenarse con fresas frescas y nata y los trozos más bonitos se reservan para la presentación.

 

 

Nuria Gutiérrez