Fundación Rafa Nadal: educación a través del deporte

En los juegos olímpicos siempre dicen que hay que ser “más rápido, más alto, más fuerte”. Un lema al que Rafa Nadal añade un punto extra: más solidario.  Y es que el deporte y sus valores son también una excelente manera de fomentar la integración y el desarrollo personal y social. Algo que la Fundación Rafa Nadal, una organización independiente y sin ánimo de lucro de la que el tenista es fundador, promueve de cara a niños y jóvenes desfavorecidos o en riesgo de exclusión en España e India. Ana María Parera, presidenta de la Fundación, y María Francisca Perelló, directora de proyectos, nos cuentan todo sobre su importante labor.

Fundación-Rafa-Nadal

¿Qué os lleva a ti y a tu hijo a crear la Fundación Rafa Nadal en 2008?

Ana María: La Fundación Rafa Nadal nació con la voluntad de contribuir a mejorar el presente y el futuro de colectivos socialmente desfavorecidos; personas que por su entorno, origen o condición no tienen las oportunidades que nosotros hemos tenido. En cierta manera se creó con la idea de devolver a la sociedad parte de los que hemos recibido.

¿De qué manera ha influido la experiencia personal de Rafa para desarrollar los proyectos de la Fundación?

Ana María: fue crucial a la hora de definir la misión de la Fundación y la base de los proyectos. Por su experiencia y trayectoria decidimos apostar por utilizar la práctica deportiva como herramienta educativa y de integración social. Asimismo, nuestros programas van dirigidos a niños y jóvenes, un colectivo al que Rafa se siente muy próximo y que es además especialmente vulnerable frente a condiciones y situaciones adversas.

Fundación Rafa Nadal_Centro Educativo Anantapur

La práctica deportiva en general es una fuente de valores y un eficaz instrumento para que los niños desarrollen aptitudes positivas frente a los retos de la vida diaria

Ana María Parera, presidenta de la Fundación Rafa Nadal

¿Qué se siente al saber que unos 800 niños en España e India han visto mejoradas sus condiciones de vida gracias a vuestra labor?

Ana María: para nosotros es una gran responsabilidad y a la vez una satisfacción enorme. Empezamos con un único proyecto con el que atendíamos a un centenar de niños y actualmente los programas educativos que impulsamos son ya cinco, cada uno con sus peculiaridades pero con los mismos dos pilares: la educación y el deporte.

¿Qué valores de los que promueve el deporte son útiles para la educación de niños y jóvenes?

Ana María: la práctica deportiva en general es una fuente de valores y un eficaz instrumento para que los niños desarrollen aptitudes positivas frente a los retos de la vida diaria y en relación con su entorno. A través del deporte potenciamos aspectos como el respeto, la igualdad, el esfuerzo, la implicación, la superación, la confianza y el compañerismo, entre otros. Además, el deporte ha demostrado ser un excelente medio para fomentar la sociabilización e integración de los menores, independientemente de su género, edad u origen.

En vuestro centro en India, en Anantapur, trabajáis con niños de diferentes castas. ¿El tenis sirve allí para dejar de lado esas diferencias que de otra manera la sociedad impondría?

María Francisca: así es, en este centro no existen las diferencias entre castas, orígenes o géneros. Allí todos los menores beneficiarios interactúan, juegan a tenis y aprenden juntos en condiciones de igualdad; algo fundamental para nosotros y que, lamentablemente, no es habitual en India, donde la sociedad se organiza en torno a un rígido sistema de castas y subcastas. El tenis nos sirve, así, para fomentar la integración y cohesión social. El objetivo es que los menores interioricen estos aspectos y perduren en ellos más allá de su participación en el proyecto.

En Anantapur, India, desarrollamos un programa integral con el que, más allá del entrenamiento de tenis, ofrecemos a los niños refuerzo de inglés e informática, una comida diaria y cobertura sanitaria básica

María Francisca Perelló, directora de proyectos de la Fundación Rafa Nadal

¿Cuál es la principal carencia de los niños que viven en Anantapur?

María Francisca: Anantapur es una de las zonas más pobres de la India, y muchos de los niños tienen importantes carencias en muchos aspectos: tanto afectivas como alimentarias o educativas. El proyecto, que impulsamos junto con la Fundación Vicente Ferrer busca completar y compensar estos aspectos. En este sentido, se trata de un programa integral con el que, más allá del entrenamiento de tenis, les ofrecemos refuerzo de inglés e informática, una comida diaria y cobertura sanitaria básica.

Fundación Rafa Nadal-Más que Tenis

¿Qué tipo de experiencias suelen destacar como más positivas los jóvenes con discapacidad intelectual que participan en el proyecto Más que tenis?

María Francisca: tanto los jóvenes deportistas como sus familias valoran muchísimo la oportunidad de poder practicar tenis con regularidad. Para ellos significa felicidad y pasión. Han hecho nuevos amigos con los que conviven en condiciones de igualdad. Y además de ese aspecto social, los jóvenes de Más que tenis mejoran sus aspectos físicos, como la coordinación y la elasticidad; psicológicos, como el fomento del esfuerzo y la superación y emocionales, como el refuerzo de la autoestima.

Study and Play Fundación Rafa Nadal

Recientemente habéis puesto en marcha el proyecto de becas Study and Play. ¿Cuáles son las primeras impresiones de los chicos disfrutan la oportunidad de compaginar deporte y estudios en Estados Unidos?

María Francisca: para ellos es una oportunidad única que viven con intensidad y mucha ilusión. Son consientes de lo afortunados que son de poder formar parte de este proyecto con el que ayudamos económicamente a los estudiantes que más lo necesitan. Nuestro objetivo es evitar que se vean obligados a escoger entre seguir practicando su deporte o seguir con los estudios y en las universidades norteamericanas encuentran el entorno ideal para compatibilizarlo.

¿Tenéis pensado crear más espacios similares al Centro Fundación Rafa Nadal de Palma de Mallorca? ¿Qué lo hace especial frente a otros espacios de ocio o educación infantiles?

María Francisca: el programa que llevamos a cabo en el Centro engloba tres ámbitos imprescindibles para el desarrollo personal y social de los menores: socioeducativo, deportivo y psicoterapéutico. Es al ser un programa integral y complementario a la formación escolar lo que le da un carácter singular. Nos encantaría tener la oportunidad de trasladar el proyecto a otras ciudades españolas para así atender a otros niños que viven también en entornos desfavorecidos, aunque de momento estamos centrados en consolidar este primer proyecto Centro Fundación Rafa Nadal.

Yaiza García

Offline