Maison&Objet comparte

“Compartir” ha sido el lema de la prestigiosa feria de decoración esta vez centrada en la tecnología. La domótica, los objetos animados, las palabras… Son muchas las ideas de los creativos de esta feria del mueble, pero también vimos mucho tapizado, un étnico que nunca muere, el tema marino, cerámica en todas sus versiones y mucho más.

01

Observatorio de tendencias Maison&Objet

Desde el observatorio, esta temporada Maison&Objet ha decidido clicar sobre la palabra “compartir”. La generación G, un nuevo segmento no solo de consumidores, sino de ciudadanos que se caracterizan por asumir gran parte de los componentes del 2.0 en su experiencia vital, ha decidido apostar por el “nosotros” y compartir tecnologías y experiencias. Maison&Objet nos han sorprendido con un pabellón de inspiraciones muy diferente, muy tecnológico y muy dirigido a la domótica y automatización de la vivienda. Tres máximas apoyan el lema de “compartir”: Vida inteligente, Palabras y Conocimiento empírico.

02

Vida inteligente

Nos digitalizamos por momentos y ello hace que cambie nuestra manera de comunicarnos. Los smartphones vehiculan imágenes, vídeos y textos de todo tipo. Se crea y se comparte. Se fotografía y se comparte. Se escribe y se comparte. Se decora y se comparte. Y es que los objetos también hacen que conectemos entre nosotros. Y si son divertidos, tienen diseño y color, más. ¿Ejemplos? Los cascos de la diseñadora holandesa Dorien van Heyst, que permiten compartir la música que escuchas, o el sistema Instanprint desarrollado por el estudio de diseño Breakfast, gracias al cual se pueden imprimir las fotos que compartimos en Instagram.

03

Conocimientos empíricos

La interconexión establece nuevas relaciones entre el hombre y el objeto, el hombre y el espacio. Impresoras 3D hacen realidad objetos ideados. Pero los objetos también adquieren vida propia y presumen de inteligencia artificial. Y es que los objetos animados aumentan nuestra calidad de vida. En un futuro, los jarrones nos avisarán de cuándo hay que cambiar el agua de las flores y, depende de la dieta que hagamos, nos informarán sobre la calidad de la comida que consumimos. Los espejos reflejarán nuestra imagen virtual con la ropa que queremos y en una pantalla de ordenador podremos sentir el tacto y la textura de un objeto o vernos por dentro como en las ecografías.

04

Palabras

Las letras y las palabras lo resisten todo. Resisten el tiempo, pero también la supremacía de la comunicación digital. Escribir se ha convertido en un objeto gráfico que llena espacios, paredes y materiales. Las palabras, las tipografías, las mayúsculas… todo se ha convertido en un recurso decorativo que ayuda a unirnos socialmente. En decoración, se escribe sobre todo: muebles, platos, carteles, sillas, cortinas, colchas…

05

Más palabras… en chino

Zhang Huan, uno de los primeros artistas chinos en utilizar el arte de la performance, pidió a tres calígrafos que cubrieran su rostro de ideogramas, sin parar durante todo un día hasta que la totalidad de la piel se cubriera de negro en un lento proceso de desaparición de identidad bajo los textos escritos. “El cuerpo es lenguaje”, dice este gran artista del arte contemporáneo. Su obra, violenta y espiritual a la vez, pone en cuestión la condición humana, la identidad y la historia.

06

La cerámica, la reina de la feria

Blanca, sobre todo. Pero también pintada a mano, con formas imposibles y en todo tipo de objetos. En Maison la vimos y la disfrutamos. Os mostramos la más básica. La que más nos gusta por su sencillez en forma de sencillos platos. Pero la hemos visto en jarrones XXL, esculturas con formas cotidianas (tenedores gigantes realizados en cerámica esmaltada dorada o tijeras enormes para colgar en las paredes), pantallas de lámparas y bustos como este que os mostramos de cerámica raku.

07

Cambio de cubiertos

Se acabó el reinado de la plata o el acero inoxidable a secas. Las cuberterías se han revestido de acabados de todo tipo y la hora de la comida se convierte en un mundo de brillos con mil matices. Hoy ya se puede comer con tenedores con acabados dorados, cuchillos de cobre o cucharas tornasoladas. El mundo de la cubertería se ha sumado.

08

¿Flores? Artificiales, por favor

Las flores artificiales son uno de los must en Maison&Objet. Se ven en infinitos stands y su apariencia es espectacularmente real. Tulipanes, orquídeas, gardenias, ranúnculos, incluso plantas como bambús o ficus lucen espectaculares sin pedir una gota de agua para mantener su belleza. Nosotros nos apuntamos a esta tendencia súper-aparente y practiquísima.

09

Calaveras y mundo submarino

El mundo marino se puso de moda el pasado año y esta temporada se mantiene. Corales, sogas, anclas, peces y bitácoras entran en la casa impresos en ropa de cama, cojines, plaids y también en llamativas figuras o esculturas. Frente al mundo marino, la anatomía humana gana enteros con calaveras decorativas o esquemas anatómicos.

10

Rosa palo

Es el color de temporada. Los pasteles siguen estando de moda y pintan muebles y telas. Son suaves, serenos y dan color al mismo tiempo.

11

Gruesos vs delgados

Los muebles juegan a los extremos y dejan de ser cuerpos macizos para convertirse en esculturas decorativas con patas finas. Mesas y sillas (tapizadas, por supuesto) adelgazan sus patas para dar apoyo a estructuras importantes. Así, vimos unas butacas maravillosas y corpulentas apoyadas en finísimas paras, así como muebles de TV o cómodas de cuerpos contundentes sostenidos por delgadísimas patas. Un guiño a los 50 que se vuelve tendencia un año más.

12

A la caza de tendencias

Todo el equipo de Westwing (incluida yo, no me pierdo ni una feria parisina) estuvimos en esta espectacular exposición de decoración a la caza de tendencias y nuevos modelos de muebles y accesorios. Nos sorprendieron mucho los pabellones de tendencias que apostaban por la tecnología, pero también la supervivencia de la cerámica y los animales en decoración. Iréis viendo algunas novedades en nuestra web. A nosotros nos encantan. ¡No os perdáis ninguna!

Silvia Arenas