Extraordinario Tom Dixon

Imparable, así es Tom Dixon, el multifacético artista británico que tan pronto diseña una casa en Mónaco como lanza una línea de ropa para Adidas. Su obra se puede apreciar en el MoMa de NY o el Centro Pompidou de París. ¿Has visto a un hombre con un caniche blanco en los brazos? Entonces ya lo conoces, no es otro que Tom Dixon con su inseparable Molly.

Tom Dixon escultura

Tom Dixon, un artista con marca propia

Tom Dixon eclectic

Autodidacta

Tom Dixon nació en Túnez y comenzó como diseñador autodidacta hasta que en 1975 se matriculó en clases de cerámica y de pintura en la conocida escuela Holland Park de Londres. Aquí surgió su obsesión por los materiales, las formas y la creación.

Tom Dixon ilusión

Sus años como bajo en una banda de música le sirvieron para desarrollar una faceta más artística y comercial. Reparar motores también le ayudó a profundizar sus conocimientos sobre técnica y materiales lo que más tarde le permitiría soldar trozos de chatarra y convertirlos en decorativos objetos funcionales.

Tom Dixon colgante

¿A qué diseñadores admiraba? “Más bien eran ingenieros” afirma Dixon. Eiffel, Buckminster Fuller y numerosos escultores británicos se convirtieron en la fuente de inspiración del que fuera director creativo de la cadena de decoración Habitat durante más de una década.

Tom Dixon salón

La llegada del éxito

1989, el año en el que Tom Dixon se labró un nombre propio con su icónica S-Chair. Esta silla trenzada y de formas onduladas le abre las puertas del lujoso mundo del diseño italiano y actualmente pertenece a la colección permanente del MoMa de New York. A comienzo de los 90 Tom Dixon sorprende al mundo con Jack, una ligera silla de plástico con múltiples funciones que no deja de cosechar buenas críticas. Las lámparas Mirror Ball y Copper Shade se unen a la lista de productos emblemáticos además de convertirse en auténticos best sellers. Si te fijas bien, las verás iluminando los bares y hoteles de moda en ciudades de todo el mundo.

Tom Dixon accesorios

Dixon es toda una celebridad entre diseñadores, arquitectos e interioristas, pero su línea de accesorios para casa ha sido clave para darle a conocer entre el gran público, “puedes compararlo con Prada: ves sus preciosos vestidos en las revistas pero al final lo que te compras es el llavero.”

Grandes proyectos

Tom Dixon despacho

Ahora se encuentra sumergido en grandes proyectos para hoteles, restaurantes o sedes centrales de grandes multinacionales por todo el mundo, ya sea la Real Academia de Artes de Londres o una discoteca de estilo hipster en Tokio, Dixon no conoce límites.

Cuando todo es diseño

Tom Dixon lámparas

Tom lo diseña todo: casas, accesorios, muebles, lámparas y ropa. Pero parece que le sabe a poco, o eso dejó entrever con sus declaraciones a la revista holandesa Volkskrant Magazine. “Aparatos eléctricos, móviles o coches, todo es diseño. Por todos lados veo oportunidades”, oportunidades que quizás lleguen en un futuro. Lo que sí es seguro es que por el momento, Tom está encantado con su espacio en el MoMa ya que la expansión a nivel internacional siempre ha sido su objetivo.

Créditos: Tom Dixon

Gema Blanco