Westwing con Pepe Leal

En la última edición de Casa Decor recibió el Premio al Mejor Proyecto por su espacio decorado para la Embajada de Portugal. Una puesta en escena brillante en la que combinaba la artesanía portuguesa con el pujante diseño contemporáneo del país vecino. Extrovertido (aunque él se confiesa tímido), divertido y sumamente creativo, el interiorista Pepe Leal nos abrió las puertas de su casa madrileña para descubrirnos ese lado mestizo de la decoración que a todos nos gusta y que tanto nos cuesta conseguir.

En casa de un maestro

Descubrir la casa de un gurú de la decoración es como entrar en el refugio de un artista. Allí se descubren sus gustos, sus pasiones, sus debilidades… Eso fue lo que sentimos cuando nos sumergimos en su mundo personal. Un cúmulo de piezas, detalles y arte que revelaban muchos aspectos de su personalidad como la generosidad, la creatividad y una sonrisa acogedora.

pepe leal interiorista

40 preguntas con aperitivo incluido

“Vienen unos amigos… ¿Me ayudas a preparar un aperitivo?” Con esa familiaridad me recibió el prestigioso interiorista Pepe Leal en su casa de Madrid. Una casa increíblemente personal, rebosante de carácter y repleta de detalles sorprendentes. Lo primero que llama la atención al entrar es su colección de libros y la chimenea. Después, la mezcla de estilos en la sala de estar y, por supuesto, la terraza donde confiesa relajarse al finalizar el día mientras disfruta de una copa de vino.

Un interiorista “musical”

“No tengo vocación de interiorista”, nos suelta durante la entrevista. “Siempre he querido ser cantante. Cantante de masas”. Y es que Pepe más que interiorista es artista, y claro está, una persona muy divertida, como él mismo se define, además de “generoso y aunque no lo parezca, tímido”.

pepe leal y silvia arenas

Perfecto anfitrión

Pepe es también un gran anfitrión y estuvo dispuesto a compartir con Westwing sus secretos para triunfar a la hora de recibir invitados en casa: “cocinar algo rico y hecho por nosotros mismos, elegir bien los invitados, para que todos tengan algo que les interese de los otros, y poner flores…” Antes de despedirnos de Pepe, no podía faltar nuestro clásico selfie ni el momento de jugar a adivinar el futuro. Y sí, Pepe no dudó a la hora de vaticinar la que, en su opinión, será la próxima tendencia decorativa: un nuevo minimalismo de los 90, los años 90 revisitados. Seguro que acierta. Es un gurú. ¡Gracias Pepe!

Silvia Arenas

Offline