5 maneras de decorar con cobre

El cobre es un metal de tonos rosados y discreto brillo que se adapta a todos los estilos y que es capaz de dar a tus rincones un aspecto de elegante glamour o de sofisticado industrial. Descubre cómo incluirlo en tu decoración.

Te mostramos 5 trucos para que incorpores el cobre a tu casa con mucho estilo:

Sutileza cobriza

El hecho de que te decidas por el cobre no quiere decir que conviertas tu casa en un lugar de exagerados brillos. Lo mejor es hacerlo de una manera elegante y sutil: utiliza pequeños acentos cobre en candelabros, bandejas o jarrones.

A todas luces

Las lámparas de cobre son el artículo imprescindible esta temporada. Si queremos mezclarlo con otras texturas y acabados siempre podemos combinar una superficie pulida de espejo con unas piezas de cobre desgastado.

Toque industrial

¿La mejor manera de darle un aspecto más duro al cobre? Combinándolo con un cemento gris plateado. El cemento sigue siendo tendencia para la casa por sus formas rotundas y lisas superficies. El color del hormigón encaja a la perfección con el rosa cobrizo y le añade calidez.

Servir con cobre

Se trata de uno de los mejores acabados a la hora de elegir accesorios para la cocina o la mesa ya que añadirán un toque de exclusividad a cualquier comida, cena o momento cóctel.

Sin miedo al color

El cobre puede ser muy versátil. No te limites solo a los blancos o grises del estilo industrial ni te centres solo en los blancos y beiges de las tendencias más rústicas. ¡Atrévete a mezclarlo con un rosa chicle, un amarillo intenso, turquesas, cobaltos o naranjas para crear una atmósfera única.

Créditos: Living4Media / Shutterstock / Westwing Home & Living

Iciar Iglesias