Aquí hay buen material

Los tiempos están cambiando. Lo mejor ya no es sólo escoger una textura o un estilo: se lleva el mestizaje. Pero sobre todo, atreverse con un nuevo material. Y es que ser sostenible, mineralizarse, apostar por el sabor de antes y disfrutar del nuevo lujo serán las próximas tendencias… ¡Y ya podemos vislumbrarlas en el horizonte decorativo!

Aqui-hay-buen-material-WESTWING-MAGAZINE-1 (1)

Extraer el corcho de la corteza del árbol del alcornoque es desde luego un proceso ancestral, sin embargo, será este año cuando entre por la puerta grande de las tendencias decorativas “tanto para revestir paredes y suelos como para crear mobiliario”, según nos comentan las arquitectas de interiores Natalia Hortelano y Ainara Arnaiz del estudio madrileño 4design.

¿El motivo? “Se trata de un material muy moldeable que nos puede ofrecer un amplio abanico de posibilidades”, recalca el diseñador de interiores Miguel Muñoz. Por su parte, la interiorista Marisa Gallo destaca que se trata de un material “muy cálido, natural y aislante tanto térmica como acústicamente.”

Lo veremos “en piezas de mobiliario como taburetes y asientos y combinado con todo tipo de estilos, aunque, sobre todo con el nórdico”, afirma Mar Vera, diseñadora de interiores en el estudio Envés. Y por lo tanto, el corcho seguirá apoyando el gusto generalizado por conseguir hogares más sostenibles, algo que también da lugar a“espacios saludables, donde descartamos composiciones químicas que pueden ser perjudiciales para el hombre”, afirma Miguel. Además, según Natalia y Ainara, “el calentamiento global es un problema que no excluye a nadie, y por ello, debemos optar por materiales que no dañen el medio ambiente y que pueden ayudarnos a crear una decoración original y creativa.”

 

Aqui-hay-buen-material-WESTWING-MAGAZINE-1 (3)

Como si de una fórmula alquímica se tratase, la caliza, la arcilla y el mineral de hierro se unen para crear cemento, un material que pronto veremos en todo tipo de formas y que “consigue que cualquier objeto adopte una imagen totalmente industrial: ya sea revistiendo muebles, jarrones o paredes en la cocina”, destaca Miguel.

Para Natalia y Ainara, “una gran ventaja de las piezas de cemento es que son continuas, es decir, no tienen juntas y son perfectas, por ejemplo, para las encimeras de los cuartos de baños.” A la hora de combinarlo la diseñadora de interiores Virginia Albuja nos propone “unir cemento y madera de roble para logar un efecto elegante y muy moderno.”

En cuanto al mármol Marisa afirma que será  también un destacado en la decoración del próximo año gracias a su “sobriedad estética y resistencia. Además, cualquier pieza a la que añadamos un toque de mármol, como una mesa de centro con el sobre en este material, se convertirá de inmediato en algo exclusivo y con vida propia.” Y es que “nunca encontraremos dos rocas de mármol iguales, por lo que cada mueble construido con él será único”, aclara Miguel.

Y, ¿en qué espacios encontraremos el mármol? Mar señala que este material “seguirá siendo el rey en el cuarto de baño, sobre todo, en color negro mate, verde o incluso en sus variedades translúcidas.”

Aqui-hay-buen-material-WESTWING-MAGAZINE-1 (4)

Artesanía con todas las letras. Los azulejos son una muestra perfecta del savoir faire artesano más auténtico y con un toque de arte indiscutible… ¡Y ahora se hacen un hueco en nuestras casas con resultados muy originales!

Lo que se lleva es buscar espacios sorprendentes que antes no habían conquistado, “en el techo“, según Miguel, “decorando el marco de un espejo o el sobre de una mesa”, añaden Natalia y Ainara, o “panelando puertas para simular continuidad visual en cualquier ambiente” concluye Virginia.

¿Y qué tipo de azulejo será? Pues aunque las posibilidades son infinitas, nuestros expertos se quedan con los geométricos, florales y de brillos nacarados.

Aqui-hay-buen-material-WESTWING-MAGAZINE-1 (2)

Todos tenemos pequeños lujos: caprichos que nos hacen sonreír y que se convierten en preciados tesoros. Y en decoración sucede lo mismo. De esta manera, el próximo otoño será más luminoso y elegante que nunca gracias a la presencia de accesorios elaborados en metal de llamativo acabado dorado. “Le da a nuestros espacios ese toque elegante que siempre buscamos, aunque con el dorado hay que saber calcular en qué medida lo utilizamos, ya que en exceso puede recargar demasiado el espacio y cansarnos a corto plazo”, comentan Natalia y Ainara. Por ello, las instrucciones de uso del dorado son claras en este punto: optar por “objetos concretos que llamen la atención”, continúan Natalia y Ainara.

¿Y para nuestros expertos qué objetos deberían ser? La respuesta es unánime: una lámpara, ya sea de techo, pie o sobremesa y que podemos combinar sobre una mesita con mármol blanco o en madera. ¡El éxito esta asegurado!

Así, potenciando aún más el efecto palaciego de andar por casa, las piedras semipreciosas arrasarán también en 2016 en forma de exclusivas piezas-joya. Para Miguel la tentación serán los “tiradores de puertas o cajones”, para Mar “los biombos con incrustaciones de ónix y las mesas auxiliares con agatas azules” y para Virginia, “paredes revestidas con malaquita o una lámpara de techo en cuarzo rosa.”

Yaiza García