Colores pastel: home sweet home

Endulza tu casa con un tono de cremosa vainilla, un suave melocotón o una refrescante menta. Son los colores pastel, los que nos recuerdan a los helados y a los cupcakes. Una tendencia en alza que va a crear un entorno cálido, amable y apetecible en todas tus habitaciones. Bienvenido a nuestra home sweet home.

westwing-colores-pastel-1

Del helado de vainilla al limón, pasando por el pistacho

Olvídate de la vieja creencia de que los tonos pastel son ñoños. Nunca antes el rosa pálido, el tono limón o al azul pastel han tenido tanto que decir. Son colores con carácter que añaden suavidad a los espacios y convierten cualquier rincón oscuro en un lugar con encanto y por eso nos gustan tanto. Si aún así te parecen colores un tanto infantiles siempre puedes darle un toque más ‘maduro’ combinándolos con otros tonos más fuertes. Las posibilidades son infinitas porque los colores pastel suelen funcionar siempre bien en contraste con los más vivos.

westwing-colores-pastel-2

Cómo podemos combinarlos

Su versatilidad es enorme ya sea en contraste con su propia paleta de colores pero en tonos más ácidos, o bien con unas tonalidades completamente diferentes.

Los colores pastel combinados con madera le darán a nuestro interior un estilo nórdico muy particular. Aquel en el que se resaltan los tonos claros y suaves y no hace hincapié en los colores blancos y negros.

Combinados con los tonos blancos, convertirán nuestros espacios en lugares frescos y luminosos. Si no quieres que parezca demasiado girly, trata de añadir tonos crema y no un blanco muy puro.

Al mezclar los tonos pastel con colores grises o negros obtendremos un contraste con carácter. Los polos opuestos se atraen y esto es lo que pasa cuando combinamos estos tonos. Imagínate un sofá oscuro con cojines en color rosa fresa ¿te gusta el contraste?

westwing-colores-pastel-3

Buenas mezclas

Si uno de los tonos pastel se ha convertido en tu favorito, trata de combinarlo con su misma paleta de colores: de un rosa claro a un rosa fuerte, pasando por el tono fresa ácida o el rosa más apagado con reminiscencias grises.

¡Confía en el rosa o el pistacho! Son colores que le van a dar a tu casa un aspecto y un sabor de lo más dulce.

Créditos: Living4Media /Westwing Home & Living

Iciar Iglesias