Cómo integrar la decoración nórdica en otros estilos

El estilo nórdico es apreciado en todo el mundo por su sencillez y su carácter natural. ¿Lo mejor de este tipo de decoración? Que las piezas nórdicas son tan versátiles que incluso combinan a la perfección con otro tipo de estilos. ¿Todavía no sabes cómo integrarlas en tu decoración? No te preocupes, en Westwing te mostramos cómo. Toma nota.

Decoración nórdica - WESTWING MAGAZINE (3)

1.    Piel con piel

Las alfombras de piel de oveja y los cojines de pelo son elementos esenciales del estilo escandinavo que han pasado a convertirse en piezas básicas de todo interiorismo invernal que se precie. Y es que estos accesorios combinan con todos los estilos y aportan calidez al ambiente. Las alfombras de piel quedan ideales sobre sillas, butacas o sillones y no hay nada comparable a la sensación de levantarse y sentir la suavidad de la piel de oveja bajo los pies. ¡Se acabó el frío!

Decoración nórdica - WESTWING MAGAZINE (2)

2.    Pufs, ¡qué puntazo!

En tonos pastel o en un color rotundo como el negro, estos cómodos asientos son característicos del estilo nórdico. Los pufs de punto ayudan a crear ambientes acogedores y cálidos. ¿Por qué funcionan tan bien? Por su carácter multifuncional: sirven tanto para sentarse, como de improvisada mesa e incluso algunos disponen de espacio de almacenaje. Y no solo resultan versátiles por sus funciones sino también a la hora de colocarlos. Su diseño los hace ideales tanto para el salón, como para la sala del estar, el dormitorio o las habitaciones infantiles.

Decoración nórdica - WESTWING MAGAZINE (1)

3.    Diseño escandinavo

Reconocidos trabajos como la Ball Chair, la colección Tulip o las sillas ANT, que nacieron de las manos de diseñadores como Ero Saarinen o Lassen, hicieron que el estilo escandinavo se extendiera más allá de sus fronteras. Este tipo de mobiliario comenzó a verse a mediados del siglo XX y pronto se convirtió en un símbolo de buen gusto y elegancia. Además, una de sus grandes ventajas es su facilidad a la hora de combinarlo con otros estilos. Y es que estos muebles funcionan bien tanto en ambientes clásicos como en interiores sin estilos definidos. Pero, ¿por qué combinan tan bien con otros estilos? Por sus formas limpias, sus líneas sutiles y su diseño relajado.

Cómo- integrar-la-decoración-nórdica-en-otros-estilos3

4.   Arcos del triunfo

¿Quieres darle un ligero toque nórdico a tu casa? Coloca una lámpara de arco en una esquina del dormitorio o del salón. Este icono del diseño escandinavo dará un toque moderno a un interior clásico, aportará un punto glamuroso por sus brillos metálicos y atraerá todas las miradas en un espacio minimalista.

Decoración nórdica - WESTWING MAGAZINE

5.    ¡Vaya pastel!

El estilo nórdico destaca por su sencillez. El negro, blanco y gris son sus colores básicos. Pero, ¿con que otros tonos suelen combinarse? Con todo tipo de tonalidades pastel. El resultado es estupendo y además encajan en cualquier interior.

Fotografía: Living4Media

Iciar Iglesias