Confort escocés

Viajamos hasta las hermosas tierras de las Highlands escocesas y desde ellas llega, directamente hasta nuestra casa, una de las últimas tendencias en decoración para este este otoño. Una apuesta por un look cálido, natural donde no falta el tartán ni el sonido de las gaitas.

Confort escocés en casa

Escocia es mucho más que whisky y kilts y te lo demostramos a continuación. Es también inspiración para nuestra casa, ya que una de las últimas tendencias procede directamente de esta maravillosa tierra llena de altas montañas, lagos y escarpadas costas.

¿Cómo nos llevamos este paisaje tan particular a nuestra casa? A través de materiales naturales como las pieles de oveja, agradables mantas de cuadros con estampado tartán, cierto toque de masculinidad y mediante la creación de un ambiente rústico con notas clásicas. Westwing tiene todos los consejos de estilo que te van a ayudar a convertir tu casa en un confortable y cómodo refugio escocés del que no vas a querer salir.

Confort escocés en el salón

Confort escocés: colores y materiales

Para conseguir una auténtica atmósfera de las Highlands, ganan presencia los tonos tierra y los colores básicos del otoño. Toda la gama de los ocres, marrones, óxido, naranjas, verdes e incluso algunas notas rojas. Para obtener un toque rústico, elige materiales naturales como la piel de oveja o el cuero para las butacas y el sofá. El cobre reivindica su espacio en la decoración escocesa y no nos olvidamos de un viejo clásico: la madera. Los muebles de este material son imprescindibles porque dan calidez y armonía.

Confort escocés en los materiales

Las lámparas de cobre con grandes pantallas en blanco o crema proporcionan una luz suave y evocadora. Para el comedor, una mesa de madera rústica y un gabinete de madera resultan perfectos. Los dormitorios se llenan de cálidos textiles como franelas y tejidos de punto y, por supuesto, muchos cuadros. La cama y las mesillas de noche en madera oscura y un gran arcón de cuero a los pies de la cama para guardar las mantas completan el conjunto en el dormitorio.

Confort escocés, también a la hora de disfrutar el whisky

 El toque final

Prepárate para arroparte y acurrucarte en tu sofá mientras ves las hojas caer, rodéate de cojines mullidos estampados en grandes cuadros escoceses y plaids de tejidos suaves y cálidos. Completa la estampa escocesa colocando accesorios decorativos como astas, cuernos, vasos de whisky y detalles en madera.

Créditos: living4media

Iciar Iglesias