Fantasía

¿Quieres dar la bienvenida a tus invitados con unos alegres unicornios en la entrada? O quizá quieres mostrar tu espíritu soñador mediante una lámpara en forma de nube… ¿Por qué no? Westwing Magazine te invita a explorar el lado más fantástico de la decoración de interiores sin llegar al kitsch pero sí con un toque atrevido. Usa tu imaginación y muestra tu lado más extravagante con una decoración de fantasía en cada rincón de la casa.

westwing-INTRO-decoracion-fantasia

1. Una decoración divertida y dinámica será tu mejor aliada para darle a tu interior unas notas atrevidas. Prueba a jugar con formas diferentes.

westwing-decoracion-fantasia-2

2. Busca piezas curiosas y aplícales otras funciones, por ejemplo: utiliza unos viejos neumáticos como un original sillón o pon en tu sofá un cojín con forma de bigote. ¡Sorprende a todo el mundo! Incluso, a ti mismo.

westwing-decoracion-fantasia-3

3. Elige muebles con colores vivos y con un estampado diferente, pero procura no recargar el espacio. La mezcla de estilos y texturas alegrará cualquier interior.

westwing-decoracion-fantasia-4

4. El equilibrio es una de las cosas más difíciles de conseguir en lo que a decoración se refiere, por eso es importante elegir bien las piezas que queremos. Selecciona el artículo kitsch que más te guste y si el diseño es bueno destacará por su sofisticación.

westwing-decoracion-fantasia-5

5. Si tenemos en cuenta su naturaleza subjetiva y su papel como punto central, una pieza de arte de gran tamaño será la mejor elección.

westwing-decoracion-fantasia-6

6.  Como si de una obra de arte se tratara, la luz tiene que desempeñar un papel predominante.

westwing-decoracion-fantasia-7

7. Con un espejo grande nunca nos equivocaremos. Transformará nuestros espacios en lugares más amplios y multiplicará la luz. Si no dispones de uno, prueba a ponerle un gran marco.

westwing-decoracion-fantasia-8

8. Y llegamos al ABC de la creatividad de interiores: las letras o los cuadros con mensajes que harán que tu casa hable por ti. ¡Literalmente! Las opciones son innumerables: letras hechas de madera, de cartón, metal u hormigón, palabras escritas con pintura o luces de neón. Cuanto más brillante, mejor. ¡No tengas miedo a expresarte!

Créditos: Living4Media

Iciar Iglesias