Desde Varsovia con amor

Bienvenido a Varsovia, ciudad de contrastes. Aquí, en cada esquina, te encontrarás con la historia flirteando con lo contemporáneo. Acompáñanos a recorrer el corazón de la ciudad.

Mapa_Varsovia

La Varsovia monumental

Comencemos nuestra visita por los lugares imprescindibles de Varsovia. Esos que, como turistas, no podemos dejar de visitar y que nos hacen partícipes de la historia y cultura de la ciudad. No están todos, pero para mí, estos son los que creo que ha de conocer todo aquel que recorre las calles de la capital polaca por primera vez.

Palacio Real Lazienki

En el siglo XVII el Palacio Real Lazienki era la residencia de verano del último rey de Polonia, Stanisław August Poniatowski, pero actualmente es un bonito parque de la ciudad.

Un edificio del clasicismo rodeado por un estanque y por caminos por los que deambulan hermosos pavos reales que, en época de celo, ofrecen un auténtico espectáculo. Y es que para llamar la atención de las hembras mueven armoniosamente su plumaje embelesando a todos los visitantes que pasean por el lugar.

Conciertos junto a Chopin

En la entrada principal del Palacio Real de Lazienki se erige una estatua de Chopin. Y junto a él, los domingos de verano, se pueden escuchar conciertos de música clásica en directo. Los bancos se llenan de visitantes, el césped se esfuma bajo los manteles de picnic y todo el mundo se centra en escuchar. No hay ningún otro evento musical más varsoviano que los conciertos en vivo junto a la estatua de Chopin.

Chopin_1

Junto a la estatua también encontrarás un banco de piedra en el que podrás sentarte a escuchar composiciones de Chopin. Y es que, para conmemorar el 200 aniversario de su nacimiento, la ciudad de Varsovia colocó 15 bancos dotados con un sistema de audio para disfrutar de la música de este virtuoso compositor y pianista polaco. Bancos que se reparten por toda la ciudad y junto a los cuales encontrarás descripciones de cada lugar y de su relación con Chopin. Un recorrido que nos lleva hasta el casco antiguo de Varsovia.

Chopin_3
Marta Suchodolska, Directora de Estilo de Westwing Polonia, en uno de los 15 bancos de la ciudad que permiten disfrutar de la música de Chopin.

Casco antiguo

¿Quieres conocer el gran secreto del casco antiguo de Varsovia? Las casas, las pequeñas calles o los adoquines que parecen del siglo XVII son… una reconstrucción. Durante la Segunda Guerra Mundial estaba previsto que Varsovia desapareciera del mapa. Después del bombardeo sólo quedó una de las viviendas. Así pues, en la década de los cincuenta, Varsovia reconstruyó todas las viviendas y el casco antiguo tal y como era y lo rodearon con una muralla defensiva.

Además de diversas iglesias, en el caso antiguo se asientan el Castillo Real de Varsovia y la columna del rey Zygmunt III Waza. Zygmunt III Waza fue quién cambió la capital polaca de Cracovia a Varsovia. Cuenta la leyenda que el rey guardará el Capitolio hasta que la espada caiga de sus manos.

Casco_antiguo_8

A la hora de visitar iglesias no pases por alto la de Santa Anna. Sube a la parte superior de la torre y podrás admirar las vistas al casco antiguo y al río Vístula.

La Varsovia desconocida

Ahora olvídate de que eres un turista. Te explicaré lo que nos gusta a los auténticos varsovianos. Esos sitios que no aparecen en las guías. Lugares modernos y alternativos en donde podrás conocer gente joven y hippsters. Enclaves a los que, sí o sí, debes ir.

Plaza Savior

La Plaza Savior es un lugar de culto. De día o de noche, en ella siempre hay gentío. La Iglesia barroco-renacentista de Savior se erige dominante en el lugar, sin embargo es el arcoíris situado en el centro de la plaza el que llama la atención. Una estructura que fue construida en el 2012 pero que ya tiene una larga historia tras de sí. Y es que un arcoíris como este estuvo colocado delante del Parlamento europeo en Bruselas durante la presidencia polaca de la Unión Europea.

Savior_1

La plaza Savoir es conocida por sus desayunos. La cafetería Charlotte abre sus puertas a las 7 a.m. y desde buena mañana está llena de gente. En hora punta es imposible encontrar sitio y por las tardes la gente se toma el café fuera, de pie; incluso algunos llevan sus propias sillas. Pero si no encuentras sitio en Charlotte, no temas, en el lugar también podrás disfrutar de un merecido break en el Karma, la Cocotte o el Plan B.

Charlotte_1
Marta disfrutando de un delicioso desayuno en la mítica cafetería Charlotte de Varsovia.

Soho Factory

No todos los turistas visitan el otro lado del río Vístula. Y es que se trata de un distrito que durante mucho tiempo estuvo ligado a la pobreza y a la indigencia. Pero las cosas ya no son como eran y al cruzar el Vístula te encontrarás con una moderna zona repleta de talleres de arte, ateliers de fotografía, lofts… Todos ellos conforman la llamada Soho Factory. Los edificios postindustriales se han reconvertido en sede de tiendas de diseño, oficinas de revistas de moda, restaurantes, despachos de arquitectos y pequeñas empresas manufactureras.

En la zona incluso te encontrarás con un teatro alternativo y con el Museo de los Neones, en el que podrás visitar una colección de antiguos anuncios de neón. Recomiendo encarecidamente dar una vuelta por esta zona de la ciudad. El Soho posee una especial simbiosis entre la historia y lo contemporáneo.

East Warsaw

En el centro del Soho te tropezarás con un restaurante atípico: el East Warsaw. Nombre que comparte con una estación de tren de cercanías. Junto al edificio encontrarás vías de tren, un banco de estación e incluso un reloj de pared como los que se pueden ver en la Estación Central de Varsovia.

¿Y el restaurante? El restaurante, como la estación, abre las 24 horas del día. Eso sí, al entrar, dejarás de sentirte como en una estación. Puedes elegir entre dos salas: bar o restaurante. Amplio y elegante, el restaurante es un lugar perfecto para reunirse con los amigos, pero si lo que prefieres es tomar un aperitivo, mejor acercarse a la barra del bar.

Museo de los Neones

Anuncios y luces de neón de después de la guerra es lo que encontrarás en el curioso Museo de los Neones. Los edificios postindustriales de la Soho Factory son ideales para este tipo de exposiciones. El lugar permanece a oscuras, iluminado únicamente por los neones, y permite a los turistas pasear por tres callejones repletos de letreros. Anuncios y carteles que forman parte de la historia polaca y que nos hacen recordar las tiendas de las décadas de los 50, 60 70.

Museo_neones

Río Vístula

En verano no hay mejor lugar para relajarse que el río Vístula. A lo largo de su orilla derecha encontrarás playas, cafeterías y clubes. Es un lugar perfecto para pasear. Especialmente al atardecer. Podrás disfrutar de la puesta de sol, encender un fuego, hacer una parrillada… Es el lugar perfecto para acabar un día de turismo completo.

¿Dónde me alojo?

¿Te animas a visitar Varsovia? ¿A qué esperas para reservar habitación en la ciudad? ¿No sabes en dónde alojarte? No te preocupes, te damos cuatro estilosas y originales propuestas.

Hotel Bristol

El Bristol es el más antiguo de los hoteles de Varsovia y está situado cerca del casco antiguo. Majestuoso, de estilo neo-renacentista, exclusivo y prestigioso, en este hotel acostumbran alojarse los altos cargos de otros países, actores y estrellas internacionales. Pero no todo el mundo quiere –ni puede- quedarse en un hotel como este. Pese a eso, vale la pena poder ver uno de los edificios más antiguos de la ciudad.

Hotel_Bristol

Hotel Rialto

El Rialto es el primer hotel boutique de Varsovia. Con un diseño interior Art Déco, te encandila desde que entras en él. Restaurado en estilo Art Decó con gran respeto por la historia, encandila nada más cruzar su impresionante puerta de cristal. El ascensor, decorado con madera de cerezo y con un asiento de satén, se encargará de llevarte hasta una de las 44 habitaciones del hotel. Cada habitación está decorada de manera diferente, pero cada una de ellas con restaurados muebles Art Decó originales.

Hotel H15

¿Te gusta el diseño contemporáneo? Entonces te invito a que te alojes en el H15. Este antiguo edificio, en el que se encontraba la embajada soviética en la época anterior a la guerra, se dan cita el diseño contemporáneo y los muebles de los mejores diseñadores del mundo. En  la recepción del hotel podrás descansar en el sillón Barcelona de Jaimes Hayon y en cada una de sus 48 habitaciones encontrarás piezas de diseño. Asimismo, en sus paredes llenas de historia encontrarás las últimas tecnologías y en el antiguo patio del edificio te toparás con un jardín cubierto con un techo de cristal.

LoftHotel Sen Pszczoły

Este es un lugar para todos aquellos a los que les gusta lo alternativo. El LoftHotel Sen Pszczoły ocupa dos plantas de un antiguo edifico en el pintoresco barrio de Śródmieście Południowe. Todo el interior tiene un toque industrial: en lugar de puertas convencionales tiene puertas de ascensores, camas hechas con palés, mesas de madera, lámparas hechas con lavadoras, paredes de hormigón… Si tienes un presupuesto reducido pero no quieres renunciar a un viaje original, ¡este es lugar para ti!

De shopping por Varsovia

Ahora toca ir de compras. Claro está que siempre puedes visitar un centro comercial, pero te invito a que conozcas los siguientes sitios, algo más difíciles de encontrar, pero con mucho encanto.

Mysia 3

Algunas marcas de ropa abren sus tiendas en lugares en los que saben que cosecharán grandes éxitos. Para otras lo más importante es el estilo y la atmosfera de que se respire en el lugar. En el Mysia 3 encontrarás ambas. Y es que este pequeño y exclusivo centro comercial situado en el centro de Varsovia derrocha elegancia y buen gusto. El lugar ideal para ir de shopping y no sufrir indeseables aglomeraciones.

Vitkac

Vitkac es el lugar ideal para aquellos que buscan algo de lujo. Y es que dentro de este estiloso edificio negro encontrarás todas las mejores marcas: YSL, Gucci, Bottega Veneta, Giorgio Armani, Lanvin… En Milán es el Monte Napoleone, en París en las Galerías Lafayette, y en Varsovia el lujo reside en Vitkac.

Vitkac

Calle Mokotowska

En la calle Mokotowska encontrarás boutiques, pequeñas tiendas, showrooms… Para hacer este reportaje, como no había manera de fotografiar cada una de las tiendas que me gustan (¡me gustan todas!), decidí intentar conseguir una imagen de la calle desde arriba. Busqué y encontré el balcón perfecto, y tras deducir cuál era el número del piso, no me lo pensé dos veces y fui. ¡El huésped nos dejó sacar las fotos desde su balcón! Así somos los varsovianos: amable, simpático y agradables.

Mokotowska_1

Calle Burakowska

En la calle Burakowska la vida se detiene. Lo antiguo se alía con lo nuevo y un pequeño patio te invita a sentarte en uno de sus bancos. Aunque siempre puedes optar por descansar en la vinacoteca Mielżyński Winehouse o decantarte por comprar hermosas decoraciones florales en WarsztatWoni. Una floristería de estilo minimalista en la que encontrarás un sinfín de flores perfectamente combinadas en diferentes jarrones y accesorios. Un claro ejemplo de que menos es más.

Texto original: Marta Suchodolska, Directora de Estilo de Westwing Polonia

Estefanía Pérez