Cómo decorar con dorado: 6 consejos para acertar

Relegado a un segundo plano durante años, el dorado ha resurgido con más fuerza que nunca para hacerse un merecido hueco en el mundo de la decoración. Y es que las tonalidades doradas, tienen la capacidad de envolver de elegancia y sofisticación cualquier espacio. Descubre cómo decorar con dorado y conseguir un look triunfador y de tendencia.

1. Cómo decorar con dorado, el color que combina con todo

Decorar con dorado combinación

El dorado es el color del metal más preciados de todos, el oro. Duradero y luminoso, el oro ha sido el objeto de deseo de reyes y siempre se ha considerado un símbolo de poder, elegancia y lujo. Por eso no es de extrañar, que en la cantidad justa, combine a la perfección con cualquier color, aportando exactamente esa pincelada limpia y atrayente a cualquier objeto que reviste. Colores como el blanco roto, el beige, el marrón chocolate, el negro o los grises oscuros armonizan a la perfección con el dorado. Asimismo, combinado con tonos naranjas, rosas y púrpuras aporta un toque más exótico y atrevido a la decoración. El azul, el verde o el lila alcanzan el equilibrio cromático perfecto cuando se unen con el dorado.

2. Decora con dorado y con moderación

Decorar con dorado tendencias

Uno de los secretos del éxito en decoración reside en no caer en los excesos. En la mayoría de los casos, los ambientes recargados no resultan funcionales ni estéticamente atractivos. Así, una de las mejores maneras de integrar los tonos dorados en un espacio es hacerlo mediante pequeños accesorios; marcos de cuadros, espejos o fotos, candelabros, como toque distintivo en el filo de la vajilla… Los detalles más refinados y sutiles son ideales para decorar con dorado y sin sobrecargar o conseguir un resultado vulgar.

3. Matices en perfecto equilibrio

Decorar con dorado tonos

Sin duda uno de los trucos para decorar con dorado sin sobrecargar el ambiente, consiste en mezclar las distintas tonalidades de oro en sus versiones mates, brillantes o envejecidas. El dorado es un color atemporal que no entiende de tendencias por lo que siempre es una opción segura. Además para conseguir el aspecto brillante y glamuroso que buscamos pero sin caer en estridencias, combina el dorado con materiales naturales para quitarle seriedad y conseguir un acabado más equilibrado.

4. Oro parece…

Decorar con dorado muebles y accesorios

También podemos integrar el dorado en la decoración echando mano de un poco de pintura metalizada. Pintar algunos muebles, espejos o una de las paredes de casa de color dorado te permitirá crear conjuntos espectaculares.

¿Una excelente solución? Los papeles pintados de tendencia retro con motivos dorados, las cenefas y los vinilos también son una buena alternativa para integrar las tonalidades doradas en tu decoración y con dibujos y estampados de lo más original.

5. Habitaciones decoradas con dorado

Decorar con dorado el baño

El dorado se puede incorporar a todas las habitaciones de la casa siguiendo las pautas anteriormente nombradas. No obstante, siempre hay ciertas habitaciones de la casa, como el cuarto de baño, que necesitan una dosis extra de glamour. El dorado es la solución y el efecto que buscamos lo podemos conseguir fácilmente optando por accesorios y acabados metalizados y brillantes pero en color dorado. ¿Su mejor aliado? El mármol, un material que arrasa esta temporada.

6. Tesoro en la mesa

Decorar con dorado la mesa

El dorado es un fuerte aliado cuando tenemos que decorar la mesa de forma excepcional. Habitual en las celebraciones de Navidad y Fin de Año, la decoración en dorado en la mesa siempre es un acierto. Las copas y vasos con detalles dorados son el must de esta temporada (los cubiertos dorados también) y los bajoplatos son una opción siempre ganadora para aportar el toque de sofisticación tan buscado con el que agasajaremos a nuestros comensales y pondremos el broche final a una gran cena.

Estefanía Pérez