La huella de Siddhartha

Si bien el color invade la mayor parte de la decoración india, existe la otra decoración hindú, aquella que se basa en la naturalidad y el exotismo sin renunciar a los valores tradicionales. Nos paseamos por una casa india elegantísima para descubrir las claves de este tipo de decoración, no siempre basada en el color.

jardin_indio

Iconos del estilo indio

En este enorme jardín, un buda con una corona de flores en su cuello vigila atento el descanso de quien yace en las blancas colchonetas. Pero no solamente el manido tradicional buda puede infundir el espíritu asiático en tu casa. Hay todo un mundo de animales propios del lugar como el famoso tigre de Bengala o el imponente elefante que, en forma de figuras o impresos en estampados en textiles pueden aportar exotismo a la decoración.

salón_indio

Artesanía

Ya sean pintados con mil florituras o tallados en madera de teca, ébano o palo de rosa, los muebles indios auténticos son rústicos en apariencia y sólidos en calidad. Si escoges un mueble exuberante y excesivo, pintado en colores especiados, ya no necesitas nada más para dar un toque exótico a tu salón urbano. Si, como en este salón, optas por la naturalidad, basta una bandeja con pétalos de flores de los colores de los maharajás (rosas, amarillos, naranjas o turquesas) para dar el toque que te trasporte a los palacios de Jaipur.

comedor_indio

Elegancia exótica

Muebles sólidos, tejidos dulces y mucha naturaleza. La India al natural no necesita mucho secreto. Bastan unos toques de exotismo con unas frutas tropicales o un buen ramillete de buganvillas para que todo quede envuelto del olor de la ruta de las especias.

comedor_estilo_indio

Piezas con historia

La decoración india es muy rica en color, estampados y texturas. Pero también lo es en años acumulados en sus piezas. Las casas del lugar conservan los muebles, sólidos y de maderas muy resistentes a la humedad, durante años y años. En esta cocina, la rusticidad del mueble contrasta con la cerámica, blanquísima. El toque de color lo pone la cristalería.

dormitorio_indio

Noches de blanco satén

El dosel es sinónimo de exotismo ya que nos recuerda a las antiguas casas coloniales africanas y asiáticas. Y, por supuesto, no podemos olvidarnos de la iluminación natural apoyada por faroles y farolillos, ni de los bloques macizos de madera utilizados como improvisadas mesas o asientos.

baño_indio

Talla o bisel

Si algo caracteriza a las piezas de decoración hindú es el mueble trabajado a conciencia. No solo se tallan las maderas, sino también se biselan los espejos y se pulen las piedras. Este baño, simplísimo, es pura elegancia.

Fotos cortesía de Montse Garriga

Yaiza García