La tela vaquera conquista tu casa

Informal, cómodo, elegante y de moda: así es el denim. La tela vaquera es tendencia en las pasarelas de medio mundo y ahora también va a conquistar tu casa.

La historia de este tejido

El tejido vaquero nació en la provenza francesa en el siglo XV, concretamente, en la ciudad de Nimes. De hecho, esta localidad es la que le dio su nombre: denim significa “de Nimes”. Una sabia mezcla entre lino y algodón fue la que dio origen a esta tela, que presentaba la cualidad de ser muy resistente. Por ese motivo, en sus orígenes, se destinó a la confección de ropa de trabajo.

Sin embargo, el gran éxito y la expansión mundial de este tejido vino después, gracias al empresario Levi Strauss. Este bávaro de origen y estadounidense de adopción creó en 1873 los míticos pantalones vaqueros Levis. Al principio fue una prenda destinada a facilitar el trabajo de los mineros, ya que eran cómodos y duraderos. No fue hasta la segunda mitad del siglo XX cuando los vaqueros se extendieron como vestuario más común entre los jóvenes de medio mundo.

El denim en los interiores

El denim es una tela versátil que se puede adaptar a diferentes estilos. Desde los interiores más clásicos a los más contemporáneos, este tejido ha conquistado el gusto de un número creciente de personas como recurso para diseñar originales propuestas.

Buscamos ahora diferentes contrastes del denim con otras telas y colores que nos van a sorprender:

-El tejido denim, combinado con tonos de rosa y púrpura, permite recrear una atmósfera romántica en casa, especialmente en nuestro dormitorio.
-Junto al blanco, los tonos de la tela vaquera nos permitirán crear un espacio onírico, mientras que si lo combinamos con distintos tonos de azul, impregnará la habitación de calma.

westwing-tela-vaquera-3

-Un sofá cubierto de tela vaquera es una pieza de mobiliario que no pasará desapercibida y se convertirá en uno de los aspectos más destacados del interior.

-También es ideal para pufs, sillones y almohadones.

-Y las paredes, también en denim, por supuesto. Eso sí, si optamos por esta propuesta, tendremos que asegurarnos de que nuestra casa cuenta con una buena iluminación natural, ya que el denim, en ocasiones, puede resultar una tonalidad un tanto apagada. Siempre podemos optar por decorar solo una pared con denim para no recargar mucho la habitación.

 

Tela vaquera DIY

Si te gusta crear cosas con tus manos, te proponemos que uses la tela de tus vaqueros viejos para hacer unas fundas para tus cojines y, si te atreves, incluso para tu sofá. Los pasos son sencillos. Solo necesitas varios pares de pantalones vaqueros viejos, tijeras y una máquina de coser.
Muestra tu espíritu joven, tu creatividad y estilo y únete a la moda del vaquero.

Créditos: Living4Media

Iciar Iglesias