Living Coral es el color de 2019

Así es el color de 2019 y del que a partir de ahora todo el mundo hablará. El Living Coral o coral vivo es intenso y a la vez suave. Se trata de un tono que nos llena de calidez y optimismo. Pero no solo eso… Conozcamos más sobre él.

El Color del Año: una decisión importante

La tapicería de terciopelo de las sillas son el foco de atención.

Desde el año 2000, el Instituto del Color Pantone establece cuál va a ser la tonalidad del año. Una elección que conlleva un profundo estudio y análisis de tendencia y que influye en la industria de la moda, la decoración y el diseño. Recordemos que en 2018, el elegido fue el Ultra-Violet y en 2017, el Greenery.

Un color lleno de vida

En el dormitorio, la ropa de cama en Living Coral se combina con neutros claros, maderas claras y fibras para ganar naturalidad.

En un entorno sometido al constante cambio, este color nos brinda calidez y confort, asegura Pantone. Se trata de un particular rosa anaranjado alegre y vivaz, con matices dorados, que contagia optimismo y nos llena de energía.

Hipnotiza el ojo

Como no podía ser de otra forma, Pantone ha elegido un color que forma parte de nuestro ecosistema cromático, concretamente bajo el mar, pues está inspirado en los arrecifes de coral. El Pantone 16-1546 es un color vivo y efervescente que genera un inmediato efecto hipnótico a quien lo mira.

Ya ha salido a la calle

Para ganar en sofisticación, el Living Coral se combina con metales dorados, terciopelos y mármol.

Atentos porque a partir de ahora el Living Coral aterrizará (si no lo ha hecho ya) en múltiples sectores como el de la moda, la decoración de interiores y el diseño industrial. Y ya está siendo visto en desfiles de moda, así como en las redes sociales.

Un tono que tiene mucho que decir

Leatrice Eiseman, directora ejecutiva del instituto, explica que este color ha sido escogido para apelar a los sentimientos de una sociedad en constante cambio. Es una respuesta frente a la embestida de la tecnología digital y las redes sociales. ¡Y lo mejor es que ha tenido una respuesta positiva! El Living Coral también sirve como protesta frente al efecto “devastador” de la sociedad actual sobre el medio ambiente. Un color que esperamos sirva para hacer resurgir el debate sobre la preservación de nuestro fondo marino.

El mar, una fuente de inspiración infinita

Para refrescar la mesa, qué mejor que apostar por elementos en tonos coral y azul.

Los azules y verdes son dos tonos con los que convive a diario bajo el mar. Introducir elementos como jarrones y platos en estos colores aporta vitalidad y frescura. Se trata de una opción fabulosa que nos ayudará a entrar en calor en invierno.

¿Cómo lo combino?

Y para un salón muy chic: dorados, Living Coral y empolvados. ¡Wow!

Los expertos definen al Pantone 16-1546 como un tono sociable. Se lleva bien con toda la escala de neutros, tonos pastel y empolvados. Y si lo incorporamos en espacios monocromáticos, el Living Coral se mimetiza con marrones, rosas, ámbar y naranjas.

Ariadna Capdevila

Offline