Cómo tener suerte: 3 amuletos japoneses para conseguirla

Westwing Magazine te presenta 3 amuletos japoneses para atraer los mejores augurios. Elementos decorativos, llenos de simbolismo, que le darán a tus espacios una atmósfera nueva y que además, te traerán buena fortuna.

amuletos japoneses de la suerte en casa

3 amuletos japoneses muy decorativos

Teniendo en cuenta la complejidad del universo y los caprichos de las circunstancias, es aconsejable buscar la buena suerte y atraerla a nuestra casa. Y ya que nos ponemos, lo haremos con estilo. Te presentamos estos amuletos japoneses que son símbolo de buena suerte, para que nos traigan buena suerte y aporten un toque sofisticado a los rincones de nuestra casa.

1.Maneki-Neko: suerte, amor, salud y felicidad

Amuletos japoneses maneki-neko
Como en muchas otras culturas, los japoneses reconocen el poder místico de los gatos. Su forma redondeada es para que si se cae, se vuelva a levantar solo. Así se recoge la esencia del proverbio japonés: caer siete veces pero levantarse ocho.

Maneki-Neko, su nombre en japonés, es una figura muy conocida en Asia y se suele colocar en la entrada de los locales, restaurantes y tiendas. Pero ¿qué simboliza este felino y de dónde viene? Estas figuras surgieron en Japón en el siglo XVIII y estaban hechas en madera, piedra o porcelana. Según la leyenda, cuando acogemos a una figura de estas en casa, en un templo, una tienda o restaurante, te verás recompensado con buena suerte. Es importante saber qué pata del gato es la que está levantada: si es la izquierda, se multiplicará el número de clientes. Si es la derecha, podrás hacerte con la mejor de las suertes y con dinero.

Por lo general, Maneki Neko es blanco con manchas de color naranjas y negras, pero hay un buen número de variaciones de color con diferentes significados:

Multicolor: con la tradicional combinación de colores, serás la persona más afortunada

Blanco: trae la felicidad y la pureza

Dorado: la riqueza y la prosperidad nunca te abandonarán

Negro: te protege de los malos espíritus

Rojo: para los que buscan el amor

Verde: te traerá buena salud

2. Daruma, cumple tus deseos

Amuletos japoneses daruma

Si hay un elemento que es bien reconocido por atraer la buena suerte, esos son los muñecos Daruma. Se dice que su forma la tomaron prestada del monje Bodhidharma, quien trajo el budismo zen a China y Japón.

Según reza la leyenda, este monje se vestía con túnicas rojas y por eso, estas delicadas figuras están pintadas en ese color. Se dice también que Bodhidharma pasó tantos años meditando, que sus brazos y piernas desaparecieron, lo que explica la forma de Daruma sin extremidades.

Los Daruma se venden con los ojos sin pintar. Una vez que queremos algo o deseamos algo, tenemos que pintarle un ojo a Daruma y colocarle en un lugar visible en casa. Cuando conseguimos lo que queríamos, le podemos pintar el segundo ojo.

3. Kokeshi, amor y amistad

Amuletos japoneses Kokeshi

Estas graciosas muñecas se hacen a mano y están talladas en madera a partir de una sola pieza. Son muy sencillas y cuentan con un tronco recto sin extremidades. Su origen se remonta al siglo XIX cuando los carpinteros las crearon como un talismán para aumentar la fertilidad y obtener cosechas abundantes. También empezaron a venderlas a los turistas como recuerdo de su viaje. Desde entonces esta muñeca es símbolo de cariño y amistad y se regala a los recién nacidos para desearles buena salud. Por lo general las Kokeshi son de tres colores: rojo, negro y amarillo. Hoy en día también se llaman Kimmidolls y se encuentran con creativas formas y trajes diferentes.

Amuletos japoneses suerte clásicos
Mizuki, la madera utilizada para la fabricación de la cara del Kokeshi, se cree que tiene propiedades resistentes al fuego. Una muñeca del Kokeshi, por lo tanto, se considera un amuleto de la suerte y, a menudo, se compra para proteger la casa contra los incendios.

Estos símbolos de buena suerte nos permiten explorar el encanto y la belleza del estilo oriental. Así que ¿por qué no incorporar estos amuletos japoneses en nuestras habitaciones y ganar en buena suerte?

Créditos: Living4Media / Getty

Iciar Iglesias