Mármol, la vuelta de un clásico

Símbolo de elegancia y buen gusto, el mármol nunca abandonó por completo su lugar privilegiado en el mundo de la decoración. Y ahora ha vuelto con más fuerza que nunca y se ha convertido en el material imprescindible que necesitamos para llenar de estilo cualquier habitación. Descubre las últimas tendencias para una casa deslumbrante.

Westwing mármol en la cocina combinado

Mezcla con mármol y gana

El frescor del mármol blanco se funde con la calidez de metales brillantes como el cobre, uno de los materiales fuertes del momento y que no puedes dejar de tener en casa en sus distintas versiones: ollas, lámparas, accesorios o floreros.
La mezcla de colores y texturas coordinan con absoluta perfección a la vez que crean el look limpio y cuidado que buscamos para la cocina y el cuarto de baño.

Westwing mármol en mesas del comedor

A pedir de boca

Desde hace un tiempo ha conquistado otras habitaciones de la casa, en especial el salón o el comedor. Los muebles de uso diario como las mesillas del salón o las mesas del comedor se benefician de la solidez de esta roca natural y consiguen un estilo moderno con aires retro.

Las versiones renovadas de muebles vintage nos han conquistado, ¿qué te parece hacerte con una mesa Tulip? Esta pieza de líneas suaves y puras es perfecta para conseguir una decoración práctica y con clase.

Westwing mármol y estilo nórdico

Nuevo nórdico

Aunque el mármol queda bien con cualquier estilo, podemos afirmar que en el nórdico ha encontrado a la pareja que buscaba, de hecho nos preguntamos por qué no se había hecho antes. El mármol blanco o azul veteado nos transporta a los paisajes helados de los países del norte, sin duda, un diez.

Añade toques de mármol en lugares inesperados para un efecto refrescante y sutil. ¿Nuestra recomendación? El papel de pared con estampado de mármol, una solución perfecta y fácil para conseguir una decoración contemporánea y actual.

Westwing mármol accesorios para oficina

Una oficina más fresca

Actualiza la decoración de tu oficina con delicados accesorios de mármol, como cajas, libretas o alfombrillas para el ratón. Son perfectos para conseguir un aspecto sofisticado y chic, pruébalo.

En casa opta por decorar las paredes con papel pintado o colgar accesorios que imitan al mármol, como un reloj o un cuadro con fondo veteado, lo más. El dibujo aleatorio de la superficie y la variedad de colores del mármol (azul, verde, blanco o negro) configuran la atmósfera relajante y fresca que necesitas para concentrarte en tu lugar de trabajo.

Créditos: Westwing Home&Living, Living4Media, The Interior Archive

Gema Blanco