Navidad en Suecia

Nos encanta Suecia, y no sólo por la decoración de estilo scandi. Este país nos impresiona por sus costumbres y tradiciones y por su especial manera de celebrar la Navidad. ¿Quieres saber cómo es una auténtica Navidad en Suecia? ¡Sigue leyendo!

Westwing-Navidad-Suecia-1

Vacaciones navideñas

Las celebraciones por la Navidad (Yul) arrancan el día 13 de diciembre con el denominado Festival de Santa Lucía, una celebración de pre-Navidad en la que se recuerda a Santa Lucía de Siracusa con procesiones y conciertos. El 24 de diciembre los suecos también celebran el Julafton (la Nochebuena). La temporada navideña se da por concluida el 13 de enero con el llamado Tjugondag Knut o ‘saqueo del árbol de Navidad’. Este día los amigos y familiares se reúnen para quitar los adornos navideños de la casa y el árbol y así se da por concluida la temporada de fiestas.

Westwing-Navidad-Suecia-2

El árbol de Navidad sueco

¿Cómo decoran los suecos su árbol de Navidad? Cuentan con una rica decoración a base de adornos, guirnaldas y bolas de Navidad normalmente en tonos blancos y plateados. Además, llenan el árbol de velas (eléctricas) y lo coronan con una brillante estrella de Navidad. Una de las características más especiales es que suelen colocar pequeñas banderas suecas en azul y amarillo para decorar el árbol. Se trata de un must para todos aquellos amantes del estilo navideño sueco.

Westwing-Navidad-Suecia-3

Regalos con personalidad

En Suecia muchos regalos se entregan lacrados. Un sello muy personal que le da un toque diferente a nuestro detalle. Si queremos entregar nuestro regalo con un toque sueco, solo tendremos que derretir la parte inferior de una vela (roja preferentemente) sobre el papel y presionar con un sello que contenga nuestras iniciales o bien un diseño bonito. De esta forma obtendemos un envoltorio de lo más personal.

Westwing-Navidad-Suecia-4

Decoración de Navidad en Suecia

Muy populares para decorar la mesa de Navidad o los alféizares de la ventana son los Pappersrader y los Tomterader de Navidad, que no son más de cadenetas de papel que repiten varias figuras o decoración navideña. Muchos suecos hacen su propia decoración de papel (Leporello) y es uno de los mejores entretenimientos para los niños… ¡y también para mayores! Su elaboración es fácil: solo tenemos que doblar el papel en forma de zigzag y cortar cualquier forma en los bordes. Cuando se despliega descubriremos una bonita silueta. Esta cadena de papel se puede dibujar y luego crearemos bonitos diseños en nuestra mesa.

Westwing-Navidad-Suecia-5

¿Sabes quién es Julbock?

Se trata de una cabra de Navidad que representa esta época y también simboliza la fertilidad de la tierra.  En el pasado esta cabra era la encargada de repartir los regalos pero luego fue reemplazada por Tomten (el gnomo de la Navidad) y en la segunda mitad del siglo XIX por Jultomten (Santa Claus). Hoy en día, la cabra de Navidad está presente como decoración del árbol y se elabora en paja. La cabra es actualmente un símbolo protector de la casa.

Westwing-Navidad-Suecia-6

¡No te olvides de cuidar a Tomten!

En la víspera de Navidad cada familia sueca debe agradecer a su gnomo Tomten o su gnomo de Navidad Jultomten la protección de la casa.  Para llevarse bien con él, hay que prepararle su plato favorito: una papilla que se ha de dejar en la puerta de la casa.  ¡Y cuidado!: aquellos que se olviden de hacer la papilla serán castigados con mala suerte y aciagos días durante el próximo año.

Westwing-Navidad-Suecia-7

La tradicional cena de Navidad

Con la Julbord se sirve una suculenta cena de Navidad. En ningún caso, podemos perdernos el famoso y tradicional jamón de Navidad, llamado Julskinka, junto a Lutefisk (pescado seco) y Saffransbullar (tradicional bollo de azafrán). Para beber se sirve cerveza, Julmust (limonada de hierbas) y licores. El Glögg tradicional (una especie de vino caliente con almendras y bayas) se sirve generalmente para acompañar el Pepparkakor (pan de jengibre sueco), que se toma antes de la gran comida.

Hay también una decoración tradicional que cuando acabe la Navidad se convertirá en una original comida. Se trata del Pepparkakshus, una casita hecha a base de pan de jengibre, decorada con azúcar glaseada y coloridas gominolas repartidas por el tejado y alrededor de las ventanas.  Al final de las fiestas, y cuando hay que despedirse de la Navidad hasta el próximo año, la mejor manera de hacerlo es comiéndose esta casa.

Westwing-Navidad-Suecia-8

 

Una receta de Glögg

¿Te apetece una copita del tradicional Glögg? Aquí te presentamos una receta para que lo elabores tú mismo.

Qué necesitas:

  • 1 litro de vino tinto
  • 8 cl de ron
  • 100 gr de azúcar
  • 1 palo de canela
  • 20 gr de jengibre fresco
  • Cardamomo en polvo, unas 2 cucharaditas o aproximadamente 6 vainas trituradas
  • 4 dientes de clavo
  • 100 gr de pasas
  • 50 gr de almendras

Cómo prepararlo:

Ponemos el vino tinto, el ron, el azúcar, la canela en rama y el cardamomo en una cazuela. Cortamos el jengibre en rodajas y lo añadimos a la mezcla de vino. Ahora añade el clavo y las pasas. Calentamos el Glögg mientras se remueve continuamente. Es importante que se caliente pero que no hierva. Sacamos la cazuela del fuego una vez que se ha disuelto por completo el azúcar. Dejamos reposar el Glögg toda la noche después de haber quitado todas las especias y haber pasado el líquido por un colador.

Antes de servir el Glögg debe ser recalentado también sin hervir. Añadimos las almendras  y… listo, ya podemos decir: Skål! Y God Jul!

Westwing-Navidad-Suecia-9

 

Créditos: Living4Media/Gettyimages

Iciar Iglesias