Río de Janeiro: belleza natural

Belleza natural de punta a punta, vida urbana, la Ipanema de Jobim, el carácter simpático de los cariocas, la esencia de Brasil y sus tradiciones… Todo en un sólo lugar. Bienvenido a Río de Janeiro, una tierra que calienta el corazón y cautiva la mirada.

27
El Cristo del Corcovado de Río de Janeiro está considerada la estatua art decó más grande del mundo y es reconocida como una de nuevas siete maravillas del mundo moderno.

Experiencias únicas

En Río puedes encontrar diferentes tipos de alojamiento: desde habitaciones en favelas hasta suites con vistas al mar. Para aquellos que buscan un servicio impecable y unas instalaciones de gran calidad, el Hotel Fasano es la elección adecuada. Diseñado por Philippe Starck en la bella Ipanema, sus habitaciones están llenas de visitantes de todo el mundo. El diseño brasileño de los muebles nos transporta atrás en el tiempo hasta los inicios del movimiento musical de La Bossa Nova allá por 1950, los años dorados del barrio de Ipanema.

“El hotel confía en la excelencia del grupo Fasano, proporcionando una experiencia sofisticada, llena de historia, con un servicio impecable. De todas las cosas a destacar, uno no puede perderse la gastronomía de alta gama de la familia Fasano ni las vistas panorámicas de su terraza, la cual tiene una piscina infinita, desde donde se aprecia un escenario único: preciosas playas y colinas. ¡Simplemente maravilloso!”, dice Alexandra Tobler, Directora de Estilo de Westwing Brasil.

Otra opción irresistible está en el corazón histórico de la ciudad. Es el Hotel Santa Teresa Relais&Chateaux, cuya loft-suite fue nombrada en 2010 la mejor suite de diseño por Wallpaper Magazine. El hotel fue construido en las tierras de una antigua colonia granjera y presume de vistas panorámicas de la ciudad, del puerto y de la bahía Guanabara. El buen gusto del mesón y la tranquila y relajante atmósfera, garantizan un día especial. En la decoración se incluyen piezas de Sergio Rodrigues y del Studio Vitty, creando un ambiente acogedor, confortable y moderno.

“En el hotel Santa Teresa puedes disfrutar de la comida contemporánea de Brasil en el Bar dos Descasados, con sus vistas y vinos de Francia, Argentina y Chile. Y, por supuesto, de la experiencia del Ralais& Chateau, el cual con su combinación de calidad en comida y servicio es un refugio refinado a la par que tranquilo”.

49
En el Bar dos Descasados del Hotel Santa Teresa se puede disfrutar de la comida contemporánea de Brasil.

Lejos de lo tradicional

Cuando pensamos en cosas que hacer en Río, inmediatamente nos vienen a la mente monumentos como el Cristo Redentor y zonas turísticas como Pão de Açúcar o el estadio Maracanã. Vale la pena ver todo esto, pero también es posible tomar otros caminos para descubrir lugares y zonas sorprendentes y alejarse de lo obvio; se trata de conocer una nueva cara de la ciudad.

Jardín Botánico y Parque Lage

Cuando te adentras en el Jardín Botánico de Río, fundado en el 1808 por el príncipe D. João VI y declarado Patrimonio Histórico Nacional, dejas la parte urbana de la ciudad a tus espaldas.

Hoy en día es uno de los centros botánicos y de investigación de biodiversidad más importante del mundo, con cerca de 9.000 muestras de unas 1,500 especies. Palmeras fascinantes, orquídeas ornamentales y delicados cerezos son algunas de las atracciones. Una gran variedad de pájaros, reptiles y peces también viven en este hábitat.

Bajando la calle nos toparemos con el Parque Lage, perfecto para hacer picnic o para pasear. En el centro de sus los jardines que conforman este bello parque, se erige un pequeño palacete que data del siglo XX y que durante los meses del verano acoge eventos artísticos y cursos. “La naturaleza transmite un sentimiento de bienestar capaz de revitalizarte. Este lugar es perfecto para pasar el día con los amigos y con la familia”, sugiere Alexandra.

Museu de Arte do Rio

El Museu de Arte do Rio (MAR) abrió sus puertas en 2013, en el aniversario de la ciudad: el 1 de marzo. Situado en la Praça Mauá, ocupa dos edificios: uno con un patrimonio de estilo ecléctico y otro con piezas de estilo modernista. Sus 15.000 metros cuadrados son el hogar de hasta ocho salas de exhibiciones, un área educativa, un auditorio, una cafetería y una tienda, y pronto incluirá una biblioteca.

El espacio acoge exposiciones temporales que pretenden dar una visión transversal de la historia de la ciudad: desde las características sociales de Río hasta sus símbolos, retos y expectativas. En nuestra visita hemos tenido la ocasión de ver la exhibición Paisagens Não Vistas (Paisajes Nunca Vistos) del artista Marco Chaves. Paisajes contemporáneos, escenas urbanas y la pérdida de la utopía se manifiestan en sus obras.

Alexandra disfrutando de la exhibición Paisagens Não Vistas (Paisajes Nunca Vistos) del artista Marco Chaves expuesta en el Museu de Arte do Rio (MAR).

Parque das Ruínas

En la parte alta del barrio de Santa Teresa encontramos el Parque das Ruínas (Parque de las Ruinas) y nos dejamos encantar por las maravillas de la ciudad que se pueden apreciar desde ahí. También hay una casa neo-colonial que pertenecía a miembros de la clase alta en el siglo XX. La arquitectura del sitio es impresionante y transmite un aire histórico de la Belle Époque.

17
En la parte alta del barrio de Santa Teresa se encuentra el Parque das Ruínas.

De acuerdo con Alexandra Tobler, Directora de Estilo de Westwing Brasil, “es un edificio restaurado que todavía me sobrecoge por la fuerza que transmite y por las marcas del paso del tiempo en su arquitectura. Ver la mansión hace que la visita al parque haya valido la pena”.

Arquivo Contemporâneo

En la ciudad existen numerosas tiendas de diseño y de antigëdades. Pero, sin duda alguna, el Arquivo Contemporâneo es de visita ineludible. Y es que con dos salas de exposiciones en Zona Sur y en Barra da Tijuca, reúne lo mejor del diseño brasileño como, por ejemplo, la colección de Sergio Rodrigues y piezas icónicas de Niemeyer y otros célebres diseñadores contemporáneos como Carlos Motta, Etel Carmona, Jader Almeida, Marcus Ferreira y Aristeu Pires.

“Estoy muy involucrada con el diseño y aconsejo visitar el Arquivo ya que ofrece una experiencia única. Permite a los visitantes aprender más acerca de muebles brasileños del pasado y, al mismo tiempo, estar en contacto con las obras contemporáneas de la mejor calidad”, recomienda Alexandra.

Bar Urca

Pasear por las calles de Río un día soleado es una experiencia única. Pero si quieres refrescarte y probar sabores únicos, haz una parada en el Bar Urca. Su bolinho de bacalhau (buñuelos de bacalao), sus pastéis (sabrosa pasta frita), sus empadas (empanadillas de pollo, gambas o de palmitos) y su marisco son inigualables, ¡al igual que su cerveza!

29
Alexandra Tobler, Directora de Estilo de Westwing Brasil, frente a la bahía de Guanabara disfrutando de deliciosos bolinhos de bacalhau, pastéis y empadas.

Como el bar está a unos pasos de la bahía de Guanabara, el ritual es el siguiente: pides en el bar y te sientas en el muro que delimita con el mar, al otro lado de la calle. Así puedes disfrutar de la bonita vista de las innumerables embarcaciones y del puente Rio-Niterói.

Infinita belleza

Para cerrar un día redondo, nada mejor que contemplar la puesta de sol desde Pedra do Arpoador. Lugareños y turistas se reúnen en este idílico lugar para despedirse del sol y verlo zambullirse en el mar. Las emociones son desbordantes y tal belleza hace inevitable sonreír. Si oyes aplausos, asegúrate de unirte a ellos; es el homenaje de los visitantes a la infinita belleza de la naturaleza.

24
Lugareños y turistas se reúnen en la Pedra do Arpoador para despedirse del sol y verlo zambullirse en el mar.

Fotos Hotel Fasano © Divulgação
Fotos Santa Teresa © Divulgação
Fotos Museu de Arte do Rio © Thales Leite
Fotos Arquivo Contemporâneo © Lucas Alves
Fotos Rio de Janeiro, Jardim Botânico, Parque Lage, Parque das Ruínas, Bar da Urca, Pedra do Arpoador e Retratos Alexandra Tobler © João Paulo Racy

Nuria Gutiérrez

Offline