Una casa retro

El estilo de mediados del siglo XX sigue estando muy presente. Y es que los muebles y accesorios de formas y colores inspirados en los años 50, 60 y 70 son una de las tendencias decorativas más populares. Si a ti también te entusiasma este estilo y quieres dar un toque retro a tu decoración, toma nota de los siguientes consejos.

Westwing-casa-retro-1

Retro, pero no 100%

¿Te fascinan los interiores retro? ¡Estupendo! Pero intenta que no todo lo que te rodee en casa sea de esta tendencia. Resulta mucho más elegante combinar algunas piezas retro con elementos que ya tengas en casa. Presta especial atención a artículos únicos como pueden ser una lámpara retro, unas sillas o simplemente unos cuantos detalles decorativos inspirados en este estilo. Al combinarlos con tu decoración crearás espacios más llamativos.

Westwing-casa-retro-3

¿Originales? Sí, pero no siempre

Podemos encontrar artículos originales en mercadillos, tiendas de antigüedades o incluso subastas. Pero ten presente que los elementos diseñados hoy en día pero inspirados en los años 50, 60 y 70, aunque no sean piezas auténticas, también encajan a la perfección en interiores retro. Mezclar artículos de la nueva y la vieja era es un recurso estilístico que funciona.

Westwing-casa-retro-4

¡Nos encanta la madera!

Una de las características más importantes del estilo retro es el uso de la madera, especialmente oscura, un material muy usado para las patas y reposabrazos de los muebles. Un material de irresistible sabor fifties.

Westwing-casa-retro-5

Colores retro

En un look retro es común encontrarse con espacios de blancas y desnudas paredes pero vestidos con muebles a todo color. Aunque los interiores retro también pueden estar decorados con piezas en un sinfín de llamativos tonos y extravagantes patrones. Tú decides por qué tendencia decantarte.

Westwing-casa-retro-7

Un minibar improvisado

Un carro para las bebidas es la pieza estrella de esta tendencia. ¿Por qué? Es un elemento especial que nos transporta inmediatamente a los años 50, 60 y 70. Es elegante y práctico y se puede poner en diferentes habitaciones. Si no tienes suficiente espacio para un carro de bebidas te proponemos una solución: elige una bonita bandeja y coloca encima una buena coctelera, vasos de cristal y botellas de whisky, ginebra o vodka, así como servilletas de cóctel. Colócala en un aparador o sobre la mesa de centro y… ¡ya tienes un auténtico mini bar retro en casa!

Westwing-casa-retro-8

Vienen curvas

Agárrate, porque vienen curvas. Y es que en el estilo retro las curvas toman las riendas y suavizan las figuras en todo tipo de muebles, asientos y accesorios como lámparas o mesas de centro y auxiliares.

Fotografías: Living4Media

Iciar Iglesias

Offline