Verano azul

Magnético, envolvente y muy relajante: así es el azul, un color que va a ser el protagonista de nuestra casa durante esta primavera-verano. Si estás buscando armonía y vibraciones positivas para todos tus espacios, el azul es tu color. Descubre todas sus posibilidades.

westwing-verano-azul-2

El azul lo relacionamos con el mundo de los sueños, es el color del mar y el cielo y además, este año es uno de los colores de la temporada primavera-verano. ¿Qué más quieres? ¿Necesitas una tonalidad que inunde tu casa de calma e inspiración? ¡No lo dudes! Es el azul. Descubre con nosotros todas las posibilidades que nos brinda este color.

Tengo una habitación vestida de azul

Libera tu espíritu, te relaja y te invita a soñar: el azul para el dormitorio es un color perfecto. Su amplia variedad de tonalidades hace que encaje en todos los estilos: un azul claro es ideal para una decoración shabby chic o vintage, mientras que las versiones más oscuras, como el azul petróleo o el turquesa, combinan mejor en un entorno glam o de estilo más boho.

westwing-verano-azul-3

En el salón, el azul es el protagonista de los textiles. En los sofás, en las sillas, los cojines, las alfombras o las cortinas… el azul creará un ambiente único y de elegante sofisticación. Para el verano este color te recordará al estilo marinero si lo combinas con blancos, turquesa o aguamarinas.

Un espacio perfecto para el azul es el baño. No dudes en darle notas azuladas a tus azulejos, las cortinas de la ducha o las toallas. Combínalo con muebles de madera oscura o en tonos más naturales y claros. ¡El azul es éxito seguro!

westwing-verano-azul-5

Los otros azules que son tendencia

Este año tenemos además otros tonos de azul que el Instituto Pantone ha elegido como las tonalidades más trendy para decorar nuestra casa. Te los presentamos:

westwing-verano-azul-6

Snorkel Blue: Una de las tonalidades más oscuras del azul, que se sitúa muy cerca del azul marino y que pertenece a la familia de los navy. Combina bien con marrones, rosas palo o amarillos. ¡Sumérgete en las profundidades del océano con este color y atrévete a ponerlo en tu baño o en el salón!

Limpet Shell: Es un azul luminoso y limpio, que se encuentra entre el azul verdoso y el verde agua, muy próximo al turquesa. Es un color que se adapta otros tonos suaves como el naranja, el melocotón o los blancos. También es el color ideal para la versión más atrevida del estilo nórdico.

Créditos: Living4Media / Westwing Home&Living / Shutterstock

Iciar Iglesias