Westwing en Casa Decor

Estuvimos el pasado año por primera vez y nos gustó tanto que hemos decidido repetir en esta edición 52 de Casa Decor. Esta vez lo hemos hecho de la mano de la interiorista Miriam Alía con un espacio muy, muy especial. Fresco, luminoso y creemos que muy Westwing, el espacio proyectado por Miriam ha sido la atracción de muchas miradas. ¿Las razones? Quizás porque mezcla lo sofisticado con la feminidad, quizás porque trata paredes, suelos y techos de manera impecable y sorprendente, o quizás (y esto es lo que nos ha encantado)… porque creemos que lo ha decorado con mucho cariño. ¡Gracias, Miriam!

 

De nuevo reinventando espacios

Después de una primera edición con Erico Navazo, en Westwing hemos querido contar con una mujer que inspire y proyecte nuestro espíritu en un espacio muy Westwing. Lo cierto es que Miriam ha sabido captar nuestro ADN y lo ha volcado en un espacio lleno de creatividad e inspiración. No solo ha sido impactante la decoración, sino también todo aquello que la rodea. Un conjunto genial aplaudido por todos.

Atrevida sofisticación

La fotografía “Free the Nipple” de Nicolas Guerin (Yellow Corner Hermosilla) ha sido el eje central sobre el que ha girado toda la decoración del espacio. Una fotografía con una carga voltaica lo suficientemente alta como para atrapar la mirada de todos los visitantes y quedarse descaradamente con ella. Ensalzada por un sofá hollywodiense de terciopelo rosa y enmarcada por apliques dorados, preside el espacio con atrevimiento y estilo a la vez. A partir de esta imagen, de su sofisticación, de su fuerza, de sus colores (entre ellos el turquesa inconfundible de Westwing) y de su atrevimiento, Miriam proyecta un espacio singular muy exclusivo que no deja indiferente a nadie. Nos gusta especialmente el pavimento, un mosaico “trencadis” blanquísimo de la firma Vives Cerámica.

Juego de estampados

Enfrentarse al comedor es encontrase con un juego de estampados que rodean literalmente una mesa transparente iridiscente flanqueada por sillas tapizadas en tercipelo Harlequine de Pepe Peñalver. El papel de la pared, de Cole & Son, recuerda a un paraíso tropical repleto de pájaros y flores. Un estampado que contrasta y comulga a la vez con una alfombra geométrica de los mismos tonos de Alfombras Rahmati (diseñada por Miriam) y un sorprendente vinilo en el techo. La pared, forrada con celosía blanca, está entelada con telas de Designers Guild, como el cojín de flores del salón. El conjunto transmite feminidad y sofisticación a la vez en colores que recuerdan a un explosivo Miami en los años 20.

Cuestión de detalles

Flores, libros y figuras decorativas que nos trasladan a un paraíso decorativo lleno de atrevimiento están colocadas en lugares estratégicos. Y es que Miriam, como nosotros, tiene obsesión por cuidar los detalles. Por eso en este espacio Westwing podéis descubrir lámparas con pies iridiscentes, piezas doradas llenas de sofisticación y, cómo no, siempre flores. Os invitamos a visitar nuestro espacio y a entrar en un paraíso mágico… Nuestro paraíso personal con la mano sabia de Miriam Alía.

 

 

Silvia Arenas