Sacacorchos

Sacacorchos

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Sacacorchos:la guía Westwing

Chardonnay, Riesling, Lambrusco - ¿a quién no le gusta un buen vino? Si difrutas bebiendo una buena copa de vino, tener un sacacorchos adecuado es esencial. Puede parecer que un sacacorchos es un objeto y sin importancia, ¡pero no es así! Si elegimos cualquiera, corremos el riesgo de que el corcho se rompa y se quede dentro de la botella, estropeando nuestro vino.

Sacacorchos – diferentes modelos

El más sencillo: El sacacorchos más sencillo que podemos comprar es el sacacorchos con un mango de madera y un tornillo. Este sacacorchos tiene forma de T y solo hace falta tirar con un poco de fuerza para sacar el corcho fuera de la botella.

El de camarero: Se trata de una herramienta multifuncional. Por lo general, no solo tiene un tornillo para quitar el corcho de la botella, pero también un cuchillo con el que cortar el papel que cubre  el cuello y corcho de la botella.

El de palanca: Es el modelo más común y utilizado de sacacorchos. El husillo roscado hace girar el corcho al mismo tiempo que los brazos extraen el corcho hacia arriba. Después sólo se debe presionar hacia abajo para sacar el corcho de la estructura fácilmente.

Puro lujo: el “Ferrari” de los sacacorchos es probablemente el sacacorchos eléctrico, donde el corcho se extrae de la botella fácil y limpiamente sin que tengamos que hacer ningún tipo de esfuerzo.

Como ves, existe una amplia variedad para elegir. A la hora de tomar la decisión, ten en cuenta la frecuencia con la que bebes vino. Si eres un amante y conocedor del buen vino es importante tener los accesorios adecuados para disfrutar de él. Un sacacorchos de mala calidad, puede estropear rápidamente la experiencia, rompiendo el corcho que después no podrás utilizar para tapar la botella de nuevo. Otro problema es que un sacacorchos de mala calidad rompa el corcho y pequeños trocitos de este acaben en el vino, estropeándolo. No lo dudes, un buen sacacorchos es una excelente inversión.

Si no eres un fanático del vino, aún así es siempre importante tener un sacacorchos en casa, ya que siempre puedes tener una visita que traiga una botella de vino y sin sacacorchos ¡estarías perdido!

Próximas campañas